Extremismo venezolano: Solidaridad automática con violencia obstétrica

Extremismo venezolano: Solidaridad automática con violencia obstétrica

El extremismo venezolano, encarnado en María Corina Machado, se vincula esta vez con el homicidio de Rosa Virginia Mendoza Gil, una joven parturienta de Gemelos y el tráfico de personas luego de la desaparición de uno de los bebés.

Machado ha sido vinculada históricamente con las acciones del extremismo de la derecha que ha cobrado la vida de decenas de venezolanos, dirigido por grupos políticos en los que ella ha militado abiertamente y de manera impune.

En esta ocasión Machado se identifica con Geraldine Arias, Laura Murillo y Gabriela Zavala, vinculadas con el delito de homicidio intencional calificado, violencia obstétrica, esterilización forzada, asociación para delinquir, tráfico de personas y alteración y ocultamiento de documento público.

La solidaridad automática de Machado se hizo ver en un mensaje publicado el pasado 27 de octubre, a través de su cuenta en twitter, en el que defendió a las imputadas, sin mencionar a la víctima, ni los hechos que llevaron al Ministerio Público a procesarlas.

Las médicas imputadas realizaron a Rosa Gil una histerectomía total que impediría determinar si el embarazo era múltiple, lo que derivó en una septicemia que le provocó la muerte de la paciente. Sin embargo, los exámenes del control prenatal certifican el embarazo doble.

Las demandas de Machado coinciden con su libreto en el que la violencia y lo indefendible son la constante, tal es el caso de las solicitudes de intervención militar que ha hecho en varias ocasiones contra el país y que han aumentado la xenofobia contra los venezolanos en el exterior.

EC

Factor X en Venezuela

 

Artículos relacionados