Violencia sigue desplazando a ciudadanos en Colombia

La violencia de grupos irregulares en Colombia continúa desplazando a ciudadanos de ese país, alertó este lunes la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios que denunció el desalojo de 65 familias en la zona rural del municipio colombiano de San José de Uré. La comunidad desplazada, estaba compuesta en su mayoría por indígenas y campesinos.

De acuerdo con este organismo, unas 225 personas se encuentran viviendo en condiciones de hacinamiento en otros regimientos o en residencias de amigos y familiares, por temor a represalias que puedan tomar los grupos armados en su contra.

Las comunidades afectadas denunciaron que se han visto limitadas para realizar sus actividades de extracción de caucho, minería artesanal y actividades agrícolas, por la prohibición que hacen los grupos armados para circular, además de que han colocado artefactos explosivos en la zona.

En el primer semestre de 2019, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) reportó que más de 118 mil colombianos huyeron de sus hogares en 2018 como consecuencia de la violencia.

Según esa instancia de la ONU, Colombia sigue siendo el país del mundo con mayor número de desplazados con casi ocho millones en los últimos años.

ARG

Nuevo Ministro de Defensa de Colombia es enemigo de los acuerdos de paz

Artículos relacionados