Debate sobre Venezuela estremecerá Asamblea General de la ONU

La crisis económica y política de Venezuela ocupará los escenarios de la venidera Asamblea General de Naciones Unidas a efectuarse la semana que viene en Nueva York. En unas jornadas en las que ni el presidente constitucional Nicolás Maduro, ni el diputado autoproclamado presidente Juan Guaidó, estarán presentes, sus delegados ofrecerán sus versiones sobre la problemática venezolana en distintos lugares.

Aunque unos 50 países reconocieron a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, luego de autoproclamarse en una plaza pública, otros 143 países que hacen vida en la Asamblea General de la ONU, reconocen a Nicolás Maduro como presidente legítimo del país petrolero, razón por la cual la representación que enviará Guaidó, encabezada por el prófugo de la justicia Julio Borges, no será recibida en la sede de Naciones Unidas.

El caso venezolano será uno de los puntos neurálgicos de esta Asamblea General de la ONU

La delegación oficial de la República Bolivariana de Venezuela que participará en la Asamblea General de la ONU, está encabezada por el canciller Jorge Arreaza y la vicepresidenta Ejecutiva Delcy Rodríguez. Los opositores realizarán actos marginales al evento que congrega al sistema de naciones, en los cuales Julio Borges y Carlos Vecchio, solicitados por la justicia venezolana por intento de magnicidio y conspiración, respectivamente, abordarán temas con miras a fortalecer el cerco internacional contra su país.

Medidas más duras contra Venezuela

Luego del avance demostrado por las negociaciones entre el gobierno y un sector de la oposición alternativo a Guaidó, Washington decidió apurar la aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) contra Venezuela, el cual busca endurecer las presiones para forzar la salida del gobierno constitucional. En el marco de la Asamblea General de la ONU, la representación venezolana buscará denunciar las medidas unilaterales que bloquean su economía, como una estrategia injerencista, ilegal e inhumana.

Mientras tanto el bloque opositor emprenderá reuniones y foros para que varios países, especialmente desde la Unión Europea, se impongan nuevas sanciones contra Caracas tal como hicieron desde Washington los que impulsan el cambio de gobierno en el país suramericano. Guaidó se autoproclamó presidente en enero de este año y a nueve meses el hecho, sólo ha empeorado la crisis debido a solicitudes como la que pretenden hacer nuevamente.

RB

Artículos relacionados