Venezuela manda a EE.UU al banquillo de La Haya

El ministro para Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, acudió ante la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya, Países Bajos, con el propósito de presentar la denuncia por parte del Estado venezolano contra funcionarios de EE.UU por cometer delitos de Lesa Humanidad en perjuicio la población del país caribeño mediante de la aplicación de medidas coercitivas unilaterales, anunciadas como sanciones.

La información fue difundida por el Canciller Arreaza a través de la red social Twitter, donde calificó la imposición de medidas extraterritoriales como “un ataque generalizado, masivo y sistemático contra el pueblo de Venezuela”.

Durante una rueda de prensa desde La Haya, Arreaza recalcó que la acción va en contra de quienes gobiernan en la Casa Blanca, principales responsables de las violaciones de derechos humanos cometidas contra el pueblo venezolano. «Aspiramos que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional pueda investigar y comenzar el proceso que conllevaría a un enjuiciamiento y a una determinación de responsabilidades«, dijo el diplomático citado por Telesur.

Venezuela busca justicia

Por su parte, el presidente venezolano Nicolás Maduro, afirmó este viernes que con la acción legal el país caribeño aspira que se haga justicia, que se protejan los derechos humanos de la población, que se levanten todas las sanciones y se castigue a los responsables de los crímenes cometidos contra las venezolanas y los venezolanos.

Calificó como «histórico» el proceso de acciones ejecutadas para llevar adelante la demanda ante la CPI contra el Gobierno de EE.UU. «Aspiramos justicia, que la corte penal utilice su fuero para ordenarse suspendan todas las medidas coercitivas, unilaterales e ilegales y se persiga a los responsables y se castigue penalmente a los responsables parta que este tipo de cosas no se repitan más», reiteró.

Foto: Prensa Presidencial

Durante una rueda de prensa desde el Palacio de Gobierno ante medios internacionales, el mandatario suramericano dijo que el canciller venezolano fue a La Haya a acusar penalmente a #DonaldTrump y que lo que viene ahora es «promover un gran movimiento de opinión pública mundial con testigos, pruebas y buscar la justicia de verdad para Venezuela».

Advirtió que la imposición de medidas unilaterales, coercitivas e ilegales contra Venezuela por parte de EE.UU podría efectuarse contra cualquier país del mundo, lo que a su juicio, acabaría  la convivencia mundial. «Los países pequeños, los países del sur tendríamos que someternos de rodillas otra vez a los países del norte ¿Ese es el mundo que queremos?, cuestionó.

SI/VTActual

Buscan extender otro año sanciones contra Venezuela

 

 

Artículos relacionados