Venezuela celebró semana de lactancia materna con altos y bajos

El mundo celebra la Semana de la Lactancia Materna y Venezuela es uno de los países que en esa materia tiene mucho que celebrar. El marco legal de ese país contempla al menos una decena de instrumentos que promueven ese derecho, reconocido desde la misma Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV). De allí en adelante, leyes orgánicas, resoluciones y sentencias de tribunales, establecen la obligatoriedad a los patronos de otorgar permisos especiales para la lactancia materna.

La lactancia materna en Venezuela está amparada por al menos una docena de instrumentos legales

El espíritu de la celebración de la Semana de la Lactancia Materna, reposa en el principio de que ese alimento natural “asegura la dieta más completa y más sana para el recién nacido porque le provee la cantidad exacta de grasa, azúcares, agua y proteínas que necesita”, según reconoce el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). De hecho, esta organización viene trabajando de la mano de instituciones públicas y privadas en el país, como el Ministerio del Poder Popular para la Salud, el Instituto Nacional de Nutrición y la Red Mundial de Grupos Pro Alimentación Infantil, para promover año a año este tema tan importante.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más.

Las mujeres venezolanas, trabajen en el sector público o privado, tienen el derecho a permisos para amamantar durante las horas de trabajo, tenga o no la empresa un Centro de Cuidado Infantil. Este beneficio tendrá una duración máxima de dos años a partir del nacimiento del bebé y podrá finalizar antes si la madre deja de dar pecho por alguna circunstancia. En todo caso, el disfrute del derecho no será obligatorio y sólo se beneficiará de él quien lo solicite.

Las leyes garantizan que instituciones públicas y privadas otorguen el derecho a la lactancia materna hasta los dos años de edad del lactante

La ley vs. la realidad

Como hemos revisado, el marco legal venezolano muestra un músculo robusto para garantizar el derecho a la lactancia materna y promoverlo con el carácter de exclusividad de seis meses y la extensión máxima de dos años. Pero existen algunas variables que limitan el cumplimiento de este fin.

Según cifras manejadas por UNICEF, sólo el 27,8% de las mujeres venezolanas amamantan a sus bebés de forma exclusiva hasta los seis meses de edad. Una cifra que contrasta con todo el esfuerzo que se hace desde el ordenamiento legal que promueve esa actividad. La organización internacional establece que algunos de los factores que interfieren en el cumplimiento de este derecho son la pérdida de los valores de la crianza tradicional y los múltiples roles que debe ocupar la mujer en la sociedad.

El primer factor alude a la desestimación de la cultura de lactancia que en otra época inculcaban las abuelas, esto por la comercialización de fórmulas lácteas y la temprana incorporación de otros alimentos no recomendados, tales como jugos, frutas, compotas, etc. El segundo factor ocurre cuando se obliga a la mujer a incorporarse antes de tiempo a su trabajo, so pena de despido. Es aquí cuando las leyes se convierten en letra muerta.

Pero en este país, conocido también por «la belleza de sus mujeres», el factor estético es otro de los que afecta la práctica de la lactancia materna, pues los fuertes estereotipos que imperan en la sociedad, hacen que un número importante de mujeres abandone el período de lactancia para sus hijos.

El temor a afectar estéticamente los senos tras la lactancia, hace que muchas mujeres eviten la práctica o la suspendan de forma temprana

Campañas para todos

Queda visto que las leyes, ordenanzas y sus derivados no transforman realidades si no hay una conciencia social que las acompañe y defienda. Por ello diferentes instituciones públicas y privadas han tomado iniciativas de llevar campañas para crear conciencia sobre la importancia de la lactancia materna y la necesidad de que las empresas permitan ese derecho.

En ese sentido, organizaciones como UNICEF, acompañado por el Ministerio de Salud, trabaja para dar a conocer los beneficios que la lactancia materna ofrece a los bebés, a las madres y por supuesto a la sociedad en general, que obtendrá nuevas generaciones más sanas.

Sin embargo no todos estos esfuerzos dan en el blanco a la hora de promover la lactancia materna. En un titular que parece condenar la práctica de este derecho, un medio venezolano enfocó su atención sobre la escasez y altos costos de las fórmulas lácteas, alimentos que cada vez son menos recomendados por especialistas en la materia.

Desde todos los sectores se hace un llamado a medios de comunicación y a la sociedad en general, a apuntar sus mejores esfuerzos en pro de dar valor, cumplir y beneficiar con este derecho a las venideras generaciones.

RB

Artículos relacionados