Finanzas “turbias” ponen al Vaticano al borde de la quiebra

El periodista Gianluigi Nuzzi reveló en un libro publicado recientemente la presunta difícil situación financiera que atraviesa del Vaticanopor el mal manejo de sus bienes y dinero recibido a través de un fondo mundial de donaciones, y del cual depende la curia vaticana.

En el texto titulado «Giudizio Universale» (Juicio Universal), el reportero cita datos de un informe presentado supuestamente por los órganos financieros de la Santa Sede, en el que se demostraría que el rendimiento financiero de Roma es menor del 67% , que una importante parte de los bienes de la Iglesia no están siendo utilizados, lo que le generaría una balanza negativa.

Según Nuzzi, también existe un mal manejo del llamado fondo del «Óbolo de San Pedro», que recoge donaciones de los católicos destinadas a obras de caridad, que también habrían disminuido sensiblemente, y que estarían siendo desviados para poder sostener el funcionamiento de la curia Vaticana.

En declaraciones a la prensa, Gianluigi Nuzzi, sostuvo que las medidas propuestas por el Papa Francisco para intentar salvar al Vaticano de su déficit, no sólo habrían fracasado, sino que también habrían causado más tropiezos.

El libro ha causado la reacción de algunos religiosos encargados de los órganos financieros de la Iglesia Católica, y la administración de los bienes, que ya han desmentido algunos de los señalamientos consignados en dicha publicación.

La publicación no es la única de este tipo de Nuzzi. Otras como «Viacrucis» y «Su Santidad», éste último basado en cartas presuntamente filtradas por el círculo cercano del papa emerito Benedicto XVI, recoge parte de los informes económicos de la Santa Sede sobre una preocupación por un déficit y un riesgo de insolvencia.

Al drama económico, se suma para la Iglesia los escándalos de presuntos abusos sexuales y físicos por sacerdotes y religiosas en todo el mundo, que le ha costado a la Iglesia millones de dólares en indemnizaciones, daño moral y la migración de sus feligreses a cultos cristianos emergentes, sobre todo en América Latina, su otrora «tierra de gracia».

MMMV

Artículos relacionados