Condena del Cardenal Pell golpea nuevamente al Vaticano

Tras conocerse la sentencia de un tribunal de Melbourne, en la capital del estado de Victoria, Australia, que encontró culpable al cardenal George Pell por los delitos de abuso sexual contra dos monaguillos en la década de 1990, el Papa Francisco confirmó este martes la medida de suspensión del ejercicio sacerdotal contra el clérigo.

Cardenal George Pell junto al Papa Francisco en el Vaticano
La sentencia de la justicia australiana es una «noticia dolorosa» para el Vaticano.

La decisión del sumo pontífice fue informada por el director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, mediante un comunicado. «El Vaticano mantiene las medidas canónicas dispuestas hacia el Purpurado sobre la prohibición del ejercicio público del ministerio y de cualquier contacto con menores«.

La sentencia de la justicia australiana fue calificada por el vocero de prensa del Vaticano como una «noticia dolorosa» para una Iglesia católica seriamente golpeada por los escándalos de abusos sexual contra menores de edad y otros miembros del clero en los últimos años.

La condena contra el segundo hombre del Vaticano se hará pública la próxima semana. Al proceso por abuso sexual cometido en 1996, se suma otro juicio por violación durante su ejercicio como sacerdote en la ciudad de Ballarat, Australia, en 1970.

La noticia del religioso de mayor rango en la Iglesia católica australiana se produce en medio de las condenas de las víctimas de abuso sexual clerical, quienes calificaron de tibios y genéricos los puntos contenidos en el plan de acción anunciado por el Vaticano para prevenir la pederastia.

YBV

Artículos relacionados