Tragedia de los Urales sigue contando víctimas

Socorristas hayan nuevos cuerpos sin vida de personas que se encontraban dentro de un edificio que se desplomó, luego de la explosión de gas en la localidad de Magnitogordk, Urales, en Rusia. Conn este nuevo hallazgo la cifra asciende a 37 fallecidos, de los cuales seis de ellos son  niños.

De acuerdo al balance que ofreció el ministerio ruso de Situaciones de Emergencia, durante las operaciones de rescates se pudieron salvar la vida de seis personas, mientras otros 13 residentes del edificio continúan desaparecidos.

Aunque el trabajo de los socorristas se ha visto obstruido debido a las bajas temperaturas, las cuales son de 27 grados bajo cero, el pasado martes, se pudo rescatar a un bebé entre los escombros. Asimismo, se pudo conocer que en el lapso de 24 horas, se habían retirado un total de 800 metros cúbicos de ruinas.

Los medios locales han precisado que gran parte del país se encuentra de luto, ya que “prácticamente todo el mundo en la ciudad conocía a alguien” afectado por el incidente que se registró el pasado 31 de diciembre, en la infraestructura de 35 pisos, donde habitaban un total de 1.100 personas.

La muerte de centenares de personas ha consternado a gran parte de la población rusa, por lo que habitantes de Magnitogorsk han dejado flores y velas en el lugar de la explosión. Por su parte, las autoridades iniciaron un proceso de investigación, luego de que se especulara que el incidente fue producto de un atentado.

YR

Artículos relacionados