Una Argentina sin privilegios para los jubilados

«Una fórmula que garantice para los próximos 20 años que los jubilados vean ajustar su ingreso por arriba de la inflación»

Así describe Mauricio Macri, Presidente de Argentina, la reforma económica del sistéma previsional que perjudica a los 17 millones de jubilados y pensionados del país y que ya recibió media sanción en el Senado, sin embargo se pretende aprobar esta medida definitivamente hoy en la Cámara de Diputados.

La oposición argentina sostiene que en el nombre de mantener el equilibrio fiscal se está perjudicando a los adultos mayores. En ese sentido, el economista y periodista Alejandro Bercovich explicó que:

«El núcleo del ajuste es lo que van a dejar de recibir los jubilados el año que viene. Se va a cambiar la fórmula,les van a sacar de los bolsillos 150.000 millones de pesos en el 2018«

La cifra en pesos equivale a 8.670 millones de dólares, y esto se debe a que con esta reforma se modifica el cálculo mediante el cual el monto de las jubilaciones se actualizaban regularmente y también la periodicidad. Hasta ahora se realizaba un ajuste semestral, basado un 50 % en la evolución de los salarios registrados y el otro 50 % sobre la recaudación fiscal.

La propuesta del Gobierno actual plantea que se mida el 70 % sobre la inflación y el 30 % respecto a la subida de los salarios formales, pero que el ajuste sea trimestral. En concreto, esto supone que el aumento que se debe aplicar en marzo de 2018 en vez de ser del 12 % sea del 5,7 %.

Otro aspecto de la reforma se propone extender la opción de edad jubilatoria hasta los 70 años para aquellos trabajadores (hombres) del sector privado en relación de dependencia. Hasta ahora, el límite era los 65 años con 30 de aportes. Las mujeres, por su parte, tienen actualmente la opción de jubilarse a partir de los 60 y de manera obligatoria a los 65. De aprobarse la nueva ley, podrán jubilarse entre los 60 y 70.

Por último, la medida, tiene que ver con garantizar el 82 % móvil para las jubilaciones mínimas que tengan 30 años de aportes tomando como referencia el salario mínimo, que actualmente representa 8.860 pesos argentinos (512 dólares). Hoy la equivalencia es de 81,8 %, con lo cual el incremento será de apenas 19 pesos (1,10 dólares).

Con todo esto, Macri no da su brazo a torcer y asegura:

«Queremos una Argentina donde no haya gente con privilegios, que no haya una minoría que le saque ventaja a los demás».

Si la reforma se aprueba, se cumpliría entonces el principio del enunciado, «una Argentina sin privilegios para los jubilados y pensionados«.

LS.

 

Artículos relacionados