Un ragalito para Trump

Ante una corte federal de Estados Unidos (EEUU), un total de 11 estados presentaron una demanda contra la política migratoria del presidente Donald Trump, de separar familias inmigrantes en la frontera.

El recurso fue introducido por el fiscal general del estado de Washington, Bob Ferguson, al que se sumaron los estados de Massachusetts, California, Illinois, Maryland, Oregon, Nuevo México, Pensilvania, Iowa, Nueva Jersey y Minnesota.

«Esta es una política deshonesta, cruel e inconstitucional y vamos a ponerle un alto», dijo Ferguson.

El Congreso aplazó para hoy la votación de una ley sobre los inmigrantes: Foto: AFP

El pasado miércoles, el jefe de la Casa Blanca, firmó un decreto para revertir su postura de «tolerancia cero», la cual generó un enorme desprecio tanto nacional como internacional, y que además causó la separación de 2.300 niños de sus padres cuando intentaban ingresar ilegalmente a EEUU.

Sin embargo, hasta el momento no se ha explicado cómo se aplicará esa decisión y cuándo se permitirá la reunificación de las familias ahora separadas.

“El gobierno federal viola el debido proceso establecido en la Constitución y se exhorta a corregir las fallas de la orden ejecutiva del pasado miércoles, que no hace nada para reunificar a las familias ya desgarradas por la política. Además se debe detener inmediatamente la práctica de negarse a aceptar solicitudes de asilo», alega la demanda.

Trump, quien llegó a la presidencia con un contundente discurso antiinmigrantes, ha sido demandando anteriormente ante la justicia por otras escandalosas decisiones, como eliminar el programa DACA, que protege de la deportación a indocumentados llegados al país de niños, y el decreto que prohibía la entrada de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana. Las ciudades santuario, que no cooperan con las autoridades federales en la captura de indocumentados, también han sido blanco de batallas judiciales.

Desde la semana pasada el presidente Donald Trump ha insistido que la única manera de solventar esta situación, es con la aprobación en el Congreso de una nueva ley general de migración.

 No obstante, el Congreso se encuentra bajo una gran presión para concretar una nueva ley migratoria, en medio del escándalo por la separación de más de 2.300 niños mientras sus padres son enjuiciados por ingresar ilegalmente EEUU.

 

La realidad de los capturados en la frontera de EE.UU.

MT

Artículos relacionados