UE evaluará sanciones si funciona el diálogo en Venezuela

La importancia de un país como Venezuela, no sólo en su región, sino en el ámbito global, obliga a que las miradas de las principales potencias mundiales estén permanentemente sobre los acontecimientos que rodean a este país. La Unión Europea (UE) es uno de los órganos que permanentemente está monitoreando a la nación petrolera y la figura del Alto Representante de Asuntos exteriores de esa comunidad, se mantiene expectante sobre el diálogo iniciado entre el gobierno y la oposición del país caribeño.

Pese a que a través de ese órgano la UE avala el polémico informe realizado por Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, y responsabiliza solamente al gobierno del agravamiento de la situación, procura buscar espacios de entendimiento que devuelvan a Venezuela al camino de la paz interna.

Venezolanos rechazaron el informe de la Alta Comisionada de derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet.

De igual manera que el informe de Bachelet, señalado como malintencionado y tendencioso por el gobierno de Venezuela, dejan solo en manos del gobierno la responsabilidad de salir de la crisis del país, aunque reconoce que “la crisis multidimensional subyacente requiere una solución política urgente”.

Apoyo al diálogo como solución

El documento de la UE enfatiza que la solución al conflicto venezolano debe salir de la voluntad de su propio pueblo y de un “proceso pacífico, democrático y de propiedad venezolana que conduzca a elecciones presidenciales libres y justas”. Del mismo modo celebran la realización de los diálogos entre ambos sectores en Barbados, que son impulsados por Noruega, que a su juicio “debe seguir siendo el canal principal para superar la crisis”.

En el texto, la UE manifestó que las medidas coercitivas que asumió contra el país caribeño, sumándose a las impuestas por Washington, pueden ser revertidas si la situación venezolana mejora. “Estas medidas se pueden revertir en caso de que se logren avances sustanciales hacia el restablecimiento de la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos en Venezuela”, dice el comunicado.

RB

Artículos relacionados