Twitter te espía y guarda tus fotos íntimas

Las “profecías” de 1984 de George Orwell se cumplen en la actualidad. Twitter es el Gran Hermano, o tal vez uno de ellos. Eso es al menos lo que sugieren los comentarios de antiguos y actuales trabajadores de la empresa del pajarito azul captados en cámaras ocultas.

Recientemente, el Proyecto Veritas reveló una serie de entrevistas que dejan ver cómo Twitter usa información privada para venderla luego a compañías publicitarias. También guardan fotos e información de carácter íntimo, violando las normas de privacidad. Lo peor de todo, es que los usuarios, ni saben sobre ello, ni pueden hacer absolutamente nada para eliminar dicho contenido.

“Hay al menos 300 o 400 personas”, a quienes “se les paga por mirar fotos de penes”, manifestó el ingeniero informático Clay Haynes, durante la entrevista con cámara oculta y añadía que “de lejos, en mi vida he visto muchos más penes de lo que hubiera deseado”.

“Todos tus mensajes sexuales, fotos de penes, así como las chicas con las que anduviste por ahí, todo está en mi servidor ahora”, expuso Pranay Singh, otro ingeniero de Twitter, quien agregó que «cuando usted escribe mensajes o publica imágenes en línea, estos nunca desaparecen«, y que son escudriñados «para saber en qué estás interesado, para ver de qué estás hablando», y posteriormente vender esta información al anunciante.

 

Sombras y censura política

Aparte de la violación a la privacidad, Twitter también viola la neutralidad política de la web, al bloquear a personas que no sean gratas al gobierno de EEUU, como en el caso del periodista Julian Assange.

A Washington «no le gusta la gente que se mete con sus políticas» y Assange «se ha hecho caca sobre muchas personas», asegura Singh. En este sentido, el ingeniero aseveró que el Gobierno gringo pide «todo el tiempo» a la red social que bloquee las cuentas de determinadas personas conocidas.

Por otro lado, los ingenieros de Twitter revelaron que la empresa puede bloquear tuits en los que se expresen determinadas opiniones políticas, generalmente vinculadas a la izquierda. En Twitter hay «muchas reglas no escritas» que existen «de puertas para dentro» y la compañía no quiere anunciar abiertamente «para no parecer mala» ante la sociedad, confesó el ex agente para el análisis de contenidos Mo Norai.

JA

Artículos relacionados