EE. UU. y Turquía siguen enfrentados por los kurdos

Como ya es habitual, el presidente de EEUU, Donald Trump, lanzó amenazas contra terceros países a través de su cuenta oficial en la red social Twitter. Esta vez le tocó el turno a Turquía, que fue advertida de “sanciones a gran escala” si llegase a atacar a los kurdos en Siria.

«Turquía comprende perfectamente que no (puede) disparar contra los kurdos mientras abandonan lo que se conocerá como la Zona segura para otras áreas bastante cercanas. No tengo que repetir que se impondrán sanciones a gran escala por infracciones», escribió el mandatario norteamericano.

La fuerte declaración contra el Gobierno de Recep Tayyib Erdogan, se da luego de que esta misma semana, el inquilino de la Casa Blanca anunciara el levantamiento de las sanciones contra Turquía tras el inicio de su operativo “Fuente de paz” contra las fuerzas kurdas.

«Levantaremos sanciones a Turquía a menos que suceda algo con lo que no esté feliz», indicó Trump.

La víspera, Trump había dicho que debido a que Turquía había detenido el combate y “hará un alto al fuego permanente”, sólo dejaría en la zona, específicamente en los campos petrolíferos, a un pequeño número de tropas estadounidenses y que deja que «alguien más luche por esta arena ensangrentada».

En un comunicado oficial, el Ministerio de Defensa de Turquía informó que por ahora «no hay necesidad» de realizar un nuevo operativo militar contra los kurdos en Siria, pero que se reservan el derecho de “neutralizar” a los “terroristas” que no quieran abandonar la zona de seguridad.

Rusia y Turquía anunciaron el pasado martes que habían alcanzado un acuerdo para normalizar la situación en Siria. El pacto implica el despliegue de policías militares rusos y tropas de siria fuera de la zona de operación turca.

MMM

Artículos relacionados