Trump revierte acercamiento de EEUU hacia Cuba

El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó nuevas regulaciones para acabar con los viajes individuales a Cuba que permitan contactos con el pueblo de la isla, informó el Departamento del Tesoro.

«El mandatario instruyó al Tesoro a que adopte regulaciones que acaben con los viajes individuales» a la isla conocidos en inglés como «people-to-people», señaló la cartera en su página web.

Además, el Departamento del Tesoro en su comunicado anunció que la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés) espera implementar cambios en su política de sanciones hacia Cuba en los próximos meses.

«OFAC implementará los cambios específicos del Tesoro a través de enmiendas en el Reglamento de Control de Activos Cubanos (…) OFAC espera emitir sus enmiendas regulatorias en los próximos meses; los cambios anunciados no surtirán efecto hasta que se emitan las nuevas regulaciones», dice el comunicado del Departamento del Tesoro.

Estados Unidos continuará permitiendo que las empresas estadounidenses ya comprometidas en negocios con Cuba continúen operando luego de que el presidente Donald Trump cambie la política hacia el país, afirmó la OFAC.

«Todo compromiso comercial relacionado con Cuba que incluya transacciones directas con entidades relacionadas con los servicios militares, de inteligencia o de seguridad cubanos que pudieran verse perjudicados por la nueva política hacia Cuba, serán permitidos siempre y cuando esos compromisos comerciales ya estén en marcha» publicó la OFAC en su sitio web.

Estas medidas representan un revés al histórico proceso de acercamiento entre los dos países iniciado en 2014 por el entonces presidente estadounidense Barack Obama (2009-2017) y su par cubano Raúl Castro que incluyó la reapertura de las respectivas embajadas en Washington y La Habana.

Obama reconoció el fracaso de las políticas hostiles y de aislamiento que implementó su país contra la isla, por lo que decidió cambiar la forma del método de incidir en Cuba y sin cambiar los objetivos que perseguían sus predecesores: cambiar el modelo político cubano.

Desde entonces, EEUU y Cuba firmaron más de 20 acuerdos sobre temas económicos, migratorios, de seguridad marítima y de protección ambiental. Incluso las visitas a la isla por parte de estadounidenses y cubanos residentes en EEUU se elevaron notablemente.

De acuerdo con el portal de noticias Cuba Debate, que cita cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información, entre enero y mayo de 2017 arribó a Cuba casi la misma cantidad de ciudadanos estadounidenses que en todo el año 2016.

Hasta el último día del mes de mayo llegaron a la isla caribeña 284.565 estadounidenses, cifra similar a los 284.937 que ingresaron al país en 2016, lo que representa además un incremento de 145% en comparación con el mismo período del año pasado.

Asimismo, también se incrementó 45% la visita de cubanos residentes en EEUU en el mismo periodo: 166.455 viajaron a su país, cuando en todo 2016 habían viajado 114.391.

Lea también: Venezuela con Cuba: Extremismo de Trump pretende plagar el planeta de miseria

Con información de Sputnik

JA

Artículos relacionados