Tribunal Superior Electoral de Brasil retoma juicio contra Temer por corrupción

El Tribunal Superior Electoral de Brasil retoma este martes el juicio contra el presidente de facto Michel Temer por las acusaciones sobre supuesta financiación ilegal de la campaña electoral del 2014.

Se trata de 7.962 páginas de pruebas documentales, declaraciones, argumentos de acusación y de defensa sobre la sospecha de que la coalición conformada por el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) de Temer y el Partido de los Trabajadores (PT) de Dilma Rousseff cometió abuso de poder político y económico en los comicios del 2014.

Una sentencia condenatoria del TSE anularía la victoria de la fórmula Rousseff-Temer e implicaría la destitución del mandatario, aunque este tendría derecho a numerosas apelaciones y seguiría en el poder hasta tanto no haya un dictamen definitivo, que pudiera llegar después de varios meses.

La demanda fue presentada por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), antiguo aliado político de Temer por las supuestas acusaciones de haber recibidos fondos de manera ilegal.

Los siete magistrados que componen el TSE deben pronunciarse sobre las denuncias que sostienen que la campaña fue financiada con recursos no declarados de empresas como la constructora Odebrecht, una de las protagonistas de la trama de desvíos orquestada alrededor de la petrolera estatal Petrobras.

En caso de que los magistrados concluyan que la campaña fue financiada con recursos ilegales, el tribunal puede declarar inválida la victoria electoral y despojar del gobierno a Temer. En caso de que ese mandato sea ahora anulado, el Congreso tendría que elegir a un jefe de Estado interino por el próximo medio año.

El juicio del TSE contra Temer fue suspendido el pasado 4 de abril para escuchar a nuevos testigos, pero por su complejidad la Corte ha reservado cuatro sesiones, que en caso de ser necesario llevarían la conclusión al día jueves 8 de junio.

Además del tema electoral, La Corte Suprema tiene una investigación contra el mandatario de facto por los supuestos delitos de corrupción, obstrucción a la justicia y asociación ilícita a partir de las denuncias del empresario Joesley Batista, uno de los dueños de la empresa cárnica JBS.

Con información de Telesur

Artículos relacionados