Abandono del INF abre camino a una gran confrontación

En medio de las advertencias que hiciera la Unión Europea, ante la posibilidad del inicio de una nueva guerra armamentística, el presidente Donald Trump, anunció que a partir de este sábado, suspenderá su participación los Estados Unidos, del Tratado INF, sobre armas nucleares con Rusia.

Esta iniciativa hace encender las alarmas de las principales potencias mundiales, ya que esta acción podría dar paso a un gran peligro para el mundo, frente a la reinserción de misiles nucleares y convencionales de rango corto y medio alcance en los conflictos entre naciones.

La Administración estadounidense ha tratado de justificar su accionar, en señalamientos contra Rusia, al afirmar que este último, ha violado en reiteradas oportunidades el tratado, «Estados Unidos suspenderá sus obligaciones bajo el tratado INF el 2 de febrero», dijo el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

“Durante demasiado tiempo, Rusia ha violado el tratado INF con impunidad, desarrollando de forma encubierta y desplegando un sistema de misiles prohibidos que representa una amenaza directa para nuestros aliados y tropas en el extranjero», señala el comunicado, emitido este viernes, por la Casa Blanca.

Por su parte, el exsecretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Andréi Kokoshin aseguró que la salida de los EE.UU del tratado INF, tiene como principal objetivo contrarrestar el potencial misilístico que ha logrado obtener China, en los últimos tiempos en la región de Asia y el Pacífico, lo cual impediría  el ingreso impune del país norteamericano en el territorio.

YR

Artículos relacionados