El terrorismo del Estado Islámico, cada vez con menos poder

Al menos 2.000 millones de dólares y alrededor de 10.000 combatientes tiene el Estado Islámico entre Siria e Irak: en su momento de mayor auge, ha logrado controlar ciudades importantes de ambas naciones como Mosul o Faluya, sin embargo, el retroceso de estas fuerzas terroristas es inminente, sobre todo este año.

El Daesh, por sus siglas en árabe, sufrió un nuevo revés este fin de semana, cuando el ejército iraquí logró la liberación de cinco aldeas y varias instalaciones en la zona de la ciudad de Al Qaim, según informó el mando militar conjunto del país.

«Las unidades (…) y las milicias populares liberaron las aldeas de Al Nazwa, Al Nahiya, Al Amari, Al Tazaliya y Rataya», se lee en un comunicado que cita al comandante de la operación general Abdel Amir Yarala.

Ya el el primer ministro iraquí, Haider al AbadiRawa había anunciado una ofensiva para recuperar estas zonas cercanas a Al Qaim, los últimos bastiones de Daesh en la provincia occidental de Anbar.

JS

Artículos relacionados