Nuevo terremoto produce pánico en Filipinas

Filipinas se mantiene en estado de alerta ante las réplicas sísmicas que han azotado al país en los últimos días. Las autoridades reportaron al menos 8 víctimas fatales y unos 400 heridos producto del más reciente temblor de magnitud 6,6, cuyo epicentro se registró a 25 kilómetros de Tulunam, ciudad que la semana pasada tuvo otro intenso sismo de 6,4 y que produjo siete fallecidos.

Las autoridades sísmicas reportaron hasta la fecha unas 600 réplicas que mantienen a Filipinas a la expectativa ante la repetición de los eventos y el debilitamiento de la infraestructura. El gobierno filipino tiene un registro nacional de más de 23 mil personas afectadas y más de 12 mil se mantienen en los 19 refugios dispuestos en todo el país.

Más de 2 mil estructuras cedieron al sismo

2700 obras de infraestructura sufrieron daños importantes, entre las que se cuentan 398 escuelas, 13 hospitales y 2 mil 200 viviendas, de las que más de la mitad quedaron completamente destruidas.

Entre las residencias afectadas se encuentra la casa que el presidente filipino, Rodrigo Duterte, posee en la ciudad de  Davao, la cual presentó importantes grietas. El mandatario salió ileso del evento y se encontraba en el inmueble al momento de registrarse el movimiento sísmico. Algunos edificios cercanos sufrieron daños mayores.

Edificios gubernamentales también fueron sensiblemente afectados.

Filipinas se encuentra ubicada en el llamado “Anillo de Fuego del Pacífico”, una zona que acumula más del 90% de la actividad sísmica y volcánica del mundo. En esa nación se presentan anualmente unos 7 mil temblores, aunque la mayoría de ellos son casi imperceptibles.

RB

Artículos relacionados