Tercer verano europeo con huelgas por doquier

La aerolínea Ryanair se enfrenta a una nueva jornada de paro de sus pilotos irlandeses y amenazan con hacer lo mismo el próximo viernes 10 de agosto junto a los pilotos de Bélgica y Suecia.

La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas de Irlanda (IALPA, por sus siglas en inglés) anunció esta cuarta jornada de paros como protesta por el plan de recortes que Ryanair anunció.

Para minimizar los impactos de la huelga, la aerolínea canceló 20 vuelos (el 7%) que afectarán a 3.500 pasajeros.

Voceros de Ryanair “lamentan” que los sindicatos prefieran convocar una huelga que a reunirse con ellos. De hecho, la aerolínea destacó lo «innecesario» de esta huelga, pues asegura que ya ha aceptado cumplir nueve de las once demandas sobre beneficios por antiguedad y vacaciones del sindicato.

La medida de la aerolínea afectará a 100 pilotos y 200 tripulantes de cabina.

Sostiene que no cumple las otras dos porque una de ellas «limitaría su crecimiento» y la otra es «contradictoria».

Aunque los pilotos irlandeses se sumaron a los paros, sus demandas son distintas, ya que lo que exigen desde Alemania, Bélgica, Holanda y Suecia son contratos de trabajo directos regidos por la legislación local del país en el que tienen su base, no por la legislación irlandesa.

Este nuevo anuncio de movilización llega después de que algunos sindicatos que representan a los tripulantes de cabina españoles anunciaron que retrasan las negociaciones, tras la quinta reunión entre las partes, pese al cambio de actitud por parte de la aerolínea.

Tercer verano consecutivo con paros

No es un dato menor que el verano 2018 en Europa ha estado signado por las huelgas  de taxistas, de pilotos, tripulantes de cabina y controladores aéreos.

Hasta la Torre Eiffel estuvo cerrada debido a la huelga de los trabajadores que gestionan las filas de acceso al monumento y los ascensores. Ya el monumento está abierto a su jornada normal.

Recordemos que los últimos dos veranos la situación fue muy similar.

Más allá de los típicos pulsos veraniegos, el sector de la aviación vive meses convulsos. Según un informe de A4E, entre enero y mayo se han producido más huelgas de controladores en Francia que en todo el año pasado. El crecimiento de es de 300%.

Los paros responden a reclamos laborales sobre condiciones de trabajo, sueldos y descansos, principalmente.

ER

Leer más:

A hidratarse en Europa porque viene lo peor

Artículos relacionados