El taxi que cobra en conversaciones literarias

Un profesor de literatura realiza servicio de taxi cobrando el servicio con conversaciones sobre literatura a sus pasajeros.

A bordo de un vehiculo color rojo, el profesor taxista se pasea por las calles de Tiflis, la capital de Georgia.

Irakli Ambroladze, un filólogo de 28 años, que se llama a sí mismo el «Quijote de la literatura», sorprende a sus pasajeros al cobrar los viajes en conversaciones sobre literatura, quienes son advertidos por su conductor antes de subir al vehículo.

El filólogo, casado y con un hijo de apenas un año, asegura que su salario de profesor le permite dedicarse a promover el hábito de la lectura y el amor a las letras.
«Cuando los clientes me paran, les digo que los llevo gratis a cualquier lugar de Tiflis siempre y cuando durante el viaje conversemos sobre libros que hemos leído, el papel de la literatura en sus vidas y su importancia para la sociedad».

Irakli Ambroladze, va al volante de su «Rocinante» al menos una vez a la semana a luchar, según su propias palabras, contra los «molinos de viento de la incultura».

«Me gusta tanto la literatura que me inventé esta afición», explicó Ambroladze, quien imparte clases en dos universidades de Tiflis y conduce su taxi durante los fines de semana.

XC

Artículos relacionados