Surgen nuevas revelaciones sobre abuso sexual dentro de la Iglesia católica

La Corte Suprema de la Pensilvania, en Estados Unidos dio a conocer un informe en el que se documentan 300 casos de sacerdotes que incurrieron en delitos sexuales.

Se trata de clérigos de seis diócesis que han sido señalados tras una investigación basada en denuncias de abusos a menores a lo largo de los últimos 70 años.

El fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, señala que el informe de 1356 páginas “es la investigación más amplia y exhaustiva sobre el abuso sexual infantil dentro de la iglesia católica que se haya producido en los Estados Unidos”.

El informe contiene afirmaciones polémicas, como la referente a que “los sacerdotes estaban violando a niños y niñas, y los hombres de Dios que eran responsables de ellos no solo no hicieron nada, sino que lo escondieron todo. Durante décadas”.

La Corte anunció que han sido identificadas mil víctimas de abuso, entre adolescentes y muchos preadolescentes y se describe como pederasta el comportamiento de sacerdotes de las diócesis de Harrisburg, Pittsburgh, Allentown, Scranton, Erie y Greensburg.

La cifra de 300 curas depredadores sexuales detallada en el informe presentado por la  Justicia de Pensilvania supera ampliamente a la de 150 sacerdotes pederastas identificados desde 2002 en Boston, Massachusetts.

El excardenal Theodore McCarrick, excomulgado por el Papa Francisco por denuncias sobre abuso sexual a menores.

El máximo jerarca católico, el Papa Francisco, ha insistido de manera reiterada en que los casos de pedofilia dentro de la Iglesia deben tratarse con cero tolerancia.

Francisco despojó en julio pasado de su investidura al cardenal de Theodore McCarrick, un exarzobispo de Washington y una de las figuras más prominentes de la Iglesia católica de Estados Unidos, quien es el centro de varias acusaciones de abuso sexual a menores y jóvenes seminaristas.

MFD

Lea más:

El Papa garantiza “severidad extrema” con los curas pederastas y encubridores

Artículos relacionados