Sospechosos habituales contra el chavismo: Henrique Capriles

Una de las principales encuestadoras de Venezuela, Hinterlaces, hizo públicos los resultados de su más reciente sondeo de opinión, en el cual revelaron cuáles serían los 5 preferidos por la población opositora para medirse en las próximas elecciones presidenciales 2018 contra el candidato por el chavismo: el actual jefe de Estado, Nicolás Maduro.

Además de presentar los nombres, la encuesta también dejó clara una tendencia cada vez más definida sobre el “liderazgo” del antichavismo: un mayoritario 37% de los entrevistados no votaría por ninguno de los postulados.

Los principales elegidos tienen extensos prontuarios contra la nación, que pasan por la conspiración, la violencia, el acaparamiento o la traición por mencionar algunos. Ya se habló de Lorenzo MendozaHenri FalcónLeopoldo López y Henry Ramos Allup, y en esta oportunidad, VTActual.com presenta el historial de Henrique Capriles, quien cuenta apenas con el 5% del apoyo opositor:

Comenzando por el final, se puede dar un dato sobre Henrique Capriles Radonski: En tan solo 6 años pasó de tener más del 60% del apoyo opositor, cuando resultó elegido como el contendor a la presidencia en las primarias de la derecha, en febrero de 2012, aunque en ese entonces se vio reforzado por la declinación de Leopoldo López, el otro precandidato con posibilidades de ganar, al 5% que manifestaron en el sondeo de Hinterlaces.

Ese mismo año, perdió sus primeras elecciones presidenciales, con un margen mayor a los 10 puntos frente al entonces presidente reelecto Hugo Chávez. En abril de 2013, volvería a caer en la contienda electoral, ahora contra Nicolás Maduro, candidato por el chavismo tras el fallecimiento de Chávez.

Al ver que la diferencia de votos era inferior al 2%, la noche del 14 de abril, día de las elecciones, desconoció en vivo mediante las cámaras de televisoras privadas los resultados que le negaban por segunda vez en 6 meses sus aspiraciones presidenciales. Como resultado de sus palabras fue la muerte de 11 personas, entre ellas dos menores de edad.

Aunque textualmente Capriles llamó a «descargar esa arrechera (rabia, ira)» contra las ollas llamando a un cacerolazo, en el contexto de desconocimiento de resultados electorales en un proceso que se dirimió por margen muy cerrado, y conociendo la tensión a la que la misma dirigencia de la derecha ha sometido durante años a sus votantes, el llamado implícito era otro: la violencia que finalmente se desató en las calles.

https://www.youtube.com/watch?v=LKl2ZwVNfPE

Ese episodio es solamente una de las manchas que pesan sobre el expediente de Capriles. Antes de eso, participó en el asedio a la embajada de Cuba en Caracas, durante los días del golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez, en 2002.

A finales de ese mismo año estaba entre los dirigentes que avalaron el paro petrolero que dejó cuantiosas pérdidas económicas para la nación, y por irregularidades con partidas presupuestarias durante su paso por la Gobernación de Miranda, finalmente fue inhabilitado por la Contraloría General de la República.

La caída de Henrique Capriles, a quien partidarios de la oposición daban como presidente en 2012 y 2013, ha sido estrepitosa en la política venezolana: actualmente, las notorias diferencias con quienes forman la coalición de la derecha lo han alejado de ellos y le han restado drásticamente el protagonismo que tuvo entonces. De las grandes ruedas de prensa, terminó llevando un programa que transmite en redes sociales, opinando sobre los pasos que dan o no dan los que actualmente llevan las riendas de la oposición venezolana.

JI

Artículos relacionados