El sonido que no le gusta a Salvini

Con el fin de pedir una respuesta más humanitaria a la crisis migratoria, decenas de personas hicieron un cacerolazo en un centro de detención de inmigrantes en Sicilia.

En dicho centro, se encontraba el líder de la Liga y actual Ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, quien dijo que limitará la llegada de inmigrantes a las costas italianas, y aumentará las deportaciones de inmigrantes en situación irregular.

Asimismo, Salvini, aseguró que trabajará con los socios europeos y los países africanos para quitarle ilusión a miles de personas desesperadas que piensan que en Sicilia hay casa y trabajo para todos.

Igualmente, aseguró que Italia no puede ser campo de refugiados de Europa. Además, señaló que se acabaron los buenos tiempos para los inmigrantes de Sicilia.

Imagen relacionada

Salvini saliendo del centro de detención de inmigrantes en Sicilia

 

Todas estas declaraciones la hizo Salvini dos días después de que el nuevo Gobierno italiano lo jurara en su cargo como Ministro de Interior. Cabe destacar, que miles de personas llegaron a Europa por el puerto siciliano de Pozzallo en los últimos años.

MT

Artículos relacionados