Solidaridad contra el golpismo en el seno de la OEA

Este jueves, durante una sesión extraordinaria de la Organización de Estados Americano (OEA), convocada para analizar la situación de Venezuela, una activista norteamericana irrumpió en el encuentro para denunciar la gesta de un golpe de Estado contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

La activista Medea Benjamin, cofundadora del grupo de derechos humanos Global Exchange y grupo de paz, entró en la sala donde desplegó un cartel en el que exigía a la organización desistir de sus intenciones del promover y avalar una acción golpista contra Venezuela.

En este sentido, el Canciller venezolano, Jorge Arreaza, extendió su agradecimiento a la iniciativa, lo que catalogó como un gesto “valiente y solidario”, en medio de los esfuerzos de gobiernos de derecha nacional e internacional por socavar la soberanía y la autodeterminación en el país suramericano.

“Valiente y solidario gesto hoy en la OEA de la compañera Medea Benjamin, activista de la ONG estadounidense CODEPINK. Con su protesta reveló el macabro plan de golpe de estado contra Venezuela. ¡Siempre Venceremos! ¡Gracias!”, expresó Arreaza.

La reunión, que implícitamente pretendía reconocer a Juan Guaidó como “presidente interino” Venezuela, culminó sin acuerdo entre los países miembros, ya que más de la mitad de las naciones, pidió revisar el estatus jurídico del acto del dirigente opositor.

YR

Artículos relacionados