Snowden: EEUU desarrolla nuevas tecnologías para continuar dominando a la gente

El exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), Edward Snowden, quien filtró información confidencial sobre los programas de vigilancia globales de los servicios de inteligencia de EEUU, nuevamente expone las estrategias utilizadas por esta potencia para mantener su dominación sobre las mentes de la población, asegurando que desarrollan nuevas tecnologías sólo para continuar sometiendo el criterio de las personas a sus intereses.

Snowden señala que no sólo desarrollan estas innovaciones, sino que también las secuestran y militarizan, para que nadie más tenga acceso a ellas. Afirma que esto ocurre sobre todo en el ámbito de las telecomunicaciones, en donde pueden ampliar su poder entendiendo la forma de pensar y comunicarse de la gente.

Esta denuncia fue hecha por Snowden durante una videoconferencia impartida desde Moscú ante una audiencia en la Universidad de Dalhousie (Halifax, Canadá). «Tomaron nuestra capacidad nuclear y la transformaron en el arma más horrible que el mundo había presenciado, ahora hacen lo mismo con las ciencias de computación«, expresó durante su ponencia.

Detalla Snowden que controlando la tecnología, lo que quieren implementar también con la telefonía móvil 5G desarrollada por China, pueden ampliar su capacidad de monitorear, analizar e influir en el comportamiento de la gente.

«Es a través del uso de nuevas plataformas y algoritmos (…) que pueden cambiar nuestro comportamiento. En algunos casos, son capaces de predecir nuestras decisiones, y también pueden empujarlas hacia diferentes resultados», declaró.

Otro aspecto que según Snowden está siendo explotado es la necesidad de los seres humanos de pertenecer a grupos sociales. Destacó que por estas ansias de encajar, los usuarios proveen sus datos privados de forma voluntaria para que sean utilizados en el estudio de su propia mente.

El exanalista de 35 años se encuentra perseguido actualmente por la Justicia de EEUU y reside en Rusia, donde llegó primero como asilado político y tiene un permiso de residencia válido hasta 2020.

ARG


Artículos relacionados