La guerra en la sombras contra el sistema eléctrico en Venezuela

Las acciones de sabotaje contra los sistemas eléctricos han minado la cotidianidad de las poblaciones en países donde se han generado fuerte presión internacional sobre su soberanía. Venezuela no es una excepción.

Fotos como estas son ocultadas por las empresas privadas de comunicación, cómplices de todas las acciones delictivas que puedan traer como consecuencia la ira de la población venezolana contra el gobierno de Nicolás Maduro, siempre con fines políticos:

Personas que han muerto saboteando el sistema eléctrico de Venezuela
Personas que han muerto saboteando el sistema eléctrico de Venezuela
Personas que han muerto saboteando el sistema eléctrico de Venezuela

Lo que interesa es analizar los diferentes tipos de sabotajes a infraestructuras especialmente contra servicios vitales. Los casos de la electricidad y el agua han sido protagonistas, sin olvidar los recientes sucesos ocurridos en Caracas en algunas estaciones de Metro. Estas acciones, que el Gobierno califica con buen tino de terroristas, parecen estar dirigidas no por amateurs sino por agentes que conocen a profundidad los entramados operativos que hacen funcionar los diferentes servicios, afirman los investigadores de Misión Verdad.

«Darle rango de seguridad nacional a los actos de sabotaje, sobre todo en el área eléctrica, es un primer paso para comprender el mapa de guerra sucia contra la población venezolana en un momento crítico en lo político, con elecciones presidenciales a la vista y una presión orquestada por actores internacionales que buscan facilitar una intervención ´humanitaria´ sobre Venezuela», afirman los especialistas.

Actos Graves de Sabotaje

El ministro del Poder Popular para Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, comunicó recientemente una situación de sabotaje en la subestación Caucagua, que suministra el servicio de agua en Guatire y Guarenas, dejando un 80% de la población sin el preciado líquido.

“Gracias a la FANB fue capturado el sujeto que al momento de cortar los cables produjo la explosión y recibió quemaduras de más de un 50% en su cuerpo. Esta persona está detenida y responde al nombre de Andy Jesús Hernández, quien se encuentra en estado crítico por las quemaduras que tiene al perpetrar el sabotaje”, comunicó el Ministro.

Vale destacar que -durante el año 2017- al menos 22 personas fallecieron al intentar sabotear el sistema eléctrico nacional, según cifras oficiales.

La naturaleza también azota

Por otra parte Motta Domínguez dio a conocer la situación que se vive en los estados Barinas, Táchira, Mérida, Portuguesa y sectores del alto Apure, debido a la sequía existente en la represa Fabricio Ojeda.

“En estos momentos estamos viviendo una situación crítica debido a los bajos niveles que presentan la represa La Vueltosa Fabricio Ojeda, y también represas como Peña Larga (…) esto ha conllevado a que se produzcan interrupciones del servicio no programadas e imprevistas en esta parte”, informó.

Anunció que se ordenó la llegada de un equipo multidisciplinario a la zona para dar solución a este problema que afecta la calidad de vida de los habitantes, debido a las acciones de la naturaleza.

“Pedimos excusas y también llamamos a la reflexión; es un momento crítico pero nunca como el que pasó en El Guri,  (…) Este embalse no solamente se usa para electricidad sino también para sistemas de riego y es fuente de suministro de agua potable (…) Estaremos en la región de Los Andes desplazándonos para tomar acciones y restablecer el servicio”, agregó. Afirmó que aproximadamente en 15 días se podrá normalizar el suministro de energía en esta región del país.

 

Cronología de agresiones contra el «sistema eléctrico» durante febrero de 2018

A grandes rasgos, en febrero hubo tres grandes acciones de sabotaje al sistema eléctrico venezolano en los estados Miranda, Zulia y Yaracuy, más otros intentos y acciones menores.

El primero fue reportado el 6 de febrero, cuando en horas de la madrugada un corte del sistema de aterramiento de un transformador ocasionó una explosión y, posteriormente, un incendio en la subestación Santa Teresa III, en el estado Miranda. Esto provocó apagones en el Distrito Capital, Miranda y Vargas.

Ocho días después, el 14 de febrero, fue provocada otra explosión y posterior incendio en la subestación Santa Teresa III, estado Miranda, considerado el segundo mayor atentado del mes, ya que volvió a dejar sin energía a tres estados del centro geográfico del país, incluyendo Caracas. En la madrugada de ese día una persona falleció en Maracaibo, estado Zulia, en el momento en que igualmente, intentaba sabotear la subestación eléctrica El Rincón.

El 17 de febrero hubo un incendio en el cuarto de control de la subestación La Concepción, estado Zulia, lo que provocó que tres municipios zulianos estuvieran en penumbras por unas seis horas.

El tercer gran sabotaje del mes ocurrió el 23 de febrero, con la explosión de un condensador en la subestación La Arenosa, línea 765, ubicada en Yaritagua, estado Yaracuy. Dejó a 11 estados del occidente sin electricidad. Las subestaciones Cabimas y Los Robles en Zulia también fueron incendiados.

Otra acción de cierta relevancia fue el 27 de febrero, cuya explosión e incendio en la subestación remota de Cumarebo, estado Falcón, dejó unas horas sin luz a algunos municipios de la costa noroccidental.

Como consecuencia del sabotaje a la subestación Santa Teresa III el día 14 de febrero, los sistemas Tuy I, II y III, que distribuyen agua dulce y limpia a la Gran Caracas y municipios aledaños, fueron afectados por la falla eléctrica.

El 15 de febrero trabajadores de Hidrocapital agarraron a tres sujetos en lo que fue un intento de sabotaje a la Estación de Bombeo El Chorrito, estado Miranda, mediante la rotura de cables de alta tensión del sistema de agua potable. Uno de los individuos fue quemado un 80% de sus cuerpo debido a la manipulación de los cables.

A todo esto debe añadírsele las solturas de bombas lacrimógenas en el Metro de Caracas los días 5 de febrero, en la estación Plaza Venezuela, y 19 de febrero, en la estación Capuchinos.

El último caso a reseñar es el intento de sabotaje a la ferrovía del Sistema Ferroviario Central Ezequiel Zamora el 26 de febrero. Trabajadores del sistema de transporte que maneja la ruta Caracas-Cúa descubrieron piedras y cabillas en las vías puestas la noche anterior para descarrilar el ferrocarril.

Instrucciones de Alto Nivel

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, “pidió y exigió” al alto mando militar que diseñe y ponga en funcionamiento, lo más pronto posible, un plan especial para la protección del sistema eléctrico, debido a las fallas que se han presentado en las últimas semanas, producto de actos de sabotaje.

Desde Fuerte Tiuna y en medio de los ejercicios militares convocados el pasado 24 y 25 de febrero, Maduro acusó a la oposición de querer boicotear el proceso de elecciones convocado para el 20 de mayo, a través de un ataque sostenido a las instalaciones eléctricas del país. De igual forma dijo que el ataque fue también al sistema de tecnología.

“El viernes 23 de febrero en la tarde fue que restablecimos la luz en el Zulia. En horas de la tarde del 22 de febrero se registró una falla eléctrica en la subestación La Arenosa en el estado Yaracuy, que dejó sin energía eléctrica al menos a ocho estados del país. El pasado 14 de febrero, producto del sabotaje, la subestación Santa Teresa sufrió un desperfecto que dejó muchas zonas de Caracas, Miranda y Vargas sin energía eléctrica. Así, cada diez días hay un ataque. Hay que blindar el sistema eléctrico para evitar esto. Tiene que estar el Ejército detrás para reforzar lo que hace Motta Domínguez”, subrayó el Presidente Maduro.

También denunció que existe “mucho infiltrado” que recibe dinero para sabotear las instalaciones y pidió al Comandante Estratégico Operacional de la Fuerza Armada, Remigio Ceballos, que el plan sea “inexpugnable” porque, “como es el año de la elección presidencial, se enloquecen.

«No saben qué hacer para dañar las elecciones. ¿Por qué se van a meter con el servicio eléctrico? ¿Por qué no salen a buscar votos casa por casa?”, dijo Maduro.

La deriva del momento, que apunta hacia un fortalecimiento político y electoral del chavismo con miras a las presidenciales, acorta las cartas sobre la mesa colocando la violencia -en un formato más tecnificado y selectivo- como recipiente político del bloqueo financiero y la guerra económica en curso y teledirigida por el gobierno de EEUU.

 

Con Información de Misión Verdad, Panorama y Agencias

 

22 personas han fallecido en 2017 por sabotear el sistema eléctrico en Venezuela

Artículos relacionados