Autoridades sirias contra intenciones separatistas

El presidente de Siria, Bashar Al Assad, rechazó tajantemente cualquier propuesta que implique planes de dividir el país y dijo que la guerra debe hacer al país más fuerte, no debilitarlo.

«Ni el Gobierno, ni el pueblo aceptarán propuesta separatista alguna ni hoy, ni mañana», afirmó Asad.

De acuerdo al mandatario, los grupos opositores que reciben el apoyo de EE.UU. aseguran que Siria ha cambiado después de la guerra civil.

«Por supuesto que la situación ha cambiado, es natural. Cualquier guerra cambia muchas cosas en una sociedad. Pero la guerra no es una excusa para desintegrar al país, ni da derecho al separatismo, la destrucción de la Constitución y el debilitamiento del Estado. La guerra tiene que hacer que nuestro país sea más fuerte y no más débil. Bajo ninguna circunstancia aceptaremos la desintegración», señaló el Presidente a la cadena rusa Sputnik.

Sobre el anuncio de Turquía de repatriar a unos 3 millones de refugiados sirios al noreste del país, Al Assad advirtió que esconde un plan para introducir por la vía ilegal a terroristas a esa zona.

«Nadie se cree que Turquía quiera repatriar a tres millones de refugiados sirios a esa zona. Es un manto humanitario para crear un espejismo. Incluso si realmente quisiera hacerlo, es absurdo, y este escenario llevaría a un conflicto entre los lugareños, los que viven en esas ciudades y pueblos, y los que lleguen de fuera, porque los vecinos de esas zonas no cederán los derechos respecto a sus territorios. Eso significa provocar un conflicto de carácter étnico», dijo el mandatario.

MMMV

EEUU limpia su rastro en Siria

Artículos relacionados