Semana Santa sin fieles en los templos: La oración en tiempos de cuarentena

Semana Santa sin fieles en los templos: La oración en tiempos de cuarentena / VTactual

En los países de gran vocación católica, la llegada de la Semana Santa representa un intenso y extenso cronograma de actividades que van más allá de la mera oración.

Desde América, con Brasil y México a la cabeza, pasando por Europa –España, Francia o Italia- y hasta las naciones asiáticas que alguna vez fueron colonias españolas, como Filipinas, multitudinarias procesiones de fieles celebran desde el denominado Domingo de Ramos la mayor festividad religiosa del calendario litúrgico vaticano.

Millones de personas se desplazan a visitar los templos, al menos siete iglesias, para participar de las misas o a realizar increíbles penitencias para pagar sus promesas por los milagros recibidos.

Lamentablemente para los fieles, este año, será muy inusual, ya que la propagación del covid-19 por todo el globo obligará a replantearse la homilía o cualquier tipo de actividades a cuenta de que las tradicionales aglomeraciones se constituirían como un peligroso riesgo.

Echando mano de las alternativas

Ello ha obligado a más de una cofradía, iglesia y parroquia a organizar rezos en casa y conectarse a misas online, con el objeto de cumplir con la milenaria tradición religiosa sin violentar el confinamiento o cuarentena por la pandemia.

Justo hoy, el líder del catolicismo, el papa Francisco, inició los ritos de la Semana Mayor en el interior de la Basílica de San Pedro y no en la Plaza Vaticana, como es costumbre, porque no ha contado con la masividad de los fieles por la crisis del coronavirus, sino con un reducido grupo de religiosos, que debió respetar en todo momento la distancia de seguridad.

Semana Santa sin fieles en los templos: La oración en tiempos de cuarentena
La Plaza Vaticana dio paso a un ritual con escasa participación dentro de la Basílica de San Pedro / Foto: Cortesía

“El drama que atravesamos nos obliga a tomar en serio lo que cuenta, a no perdernos en cosas insignificantes, a redescubrir que la vida no sirve si no se sirve. Porque la vida se mide desde el amor. De este modo, en casa, en estos días santos pongámonos ante el Crucificado, que es la medida del amor que Dios nos tiene”, dijo durante la homilía.

Semana Santa particular

Ya lo ha dicho el Sumo Pontífice. Ésta será una Semana Santa particular, sin fieles en los principales entornos de celebración y habrá que celebrar desde casa, a través de los medios de comunicación o desde las redes sociales.

Nada menos en Italia, el coronavirus ha causado más de 15 mil muertos, lo que obligó al Vaticano a adoptar medidas de prevención para evitar contagios. En marzo, decidió cerrar la plaza y la basílica vaticanas de forma temporal. Incluso, Bergoglio tuvo que impartir la histórica bendición «Urbi et Orbi» -a la ciudad y al mundo- desde una desértica plaza de San Pedro, el 27 de marzo, lo cual se repitió en la jornada de Domingo de Ramos.

Incluso, eventos que tendrían lugar esta semana, debieron ser pospuestos: estaba previsto este domingo que jóvenes de Panamá entregaran la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud a los de Lisboa, pero eso tendrá que esperar hasta el próximo 22 de noviembre.

Jueves y Viernes Santos inusuales

Si la de hoy ha estado íngrima, la misa de Jueves Santo también lo estará. Y el tradicional lavado de los pies que solía hacer el Papa en centros de acogida de migrantes o en las cárceles ya no podrá realizarse. La de Viernes Santo se hará en soledad, y el característico Vía Crucis no se podrá observar en el Coliseo, como cada año desde 1964, sino transmitido al mundo con muy pocos convocados, los del propio Vaticano, en la plaza de San Pedro. Tampoco habrá fieles en la Vigilia Pascual del Sábado ni en la misa de Resurrección del próximo domingo.

Eso se repetirá en todo el mundo. Para respetar la estricta cuarentena, la Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas, por ejemplo, instó hoy a sus fieles a celebrar confinados en el hogar y seguir las actividades litúrgicas virtualmente por radio, televisión o Internet.

Semana Santa sin fieles en los templos: La oración en tiempos de cuarentena
Misas a distancia. La tecnología se ha hecho aliada de quien quiere llevar la palabra de Dios a los fieles  / Foto: Cortesía

El portavoz de la entidad, Jerome Secillano, ha indicado que “las gracias espirituales que provienen de los sacramentos que celebra la Iglesia se pueden impartir a través de la tecnología”.

Creatividad para no perder el contacto

Diferentes iglesias y congregaciones han publicado los horarios de las misas en las redes sociales, y para los que no cuentan con acceso a la red, en algunos barrios de Ciudad de México o Buenos Aires, los sacerdotes se han acercado a las comunidades para bendecirles con hojas de palma, o para informarles directamente algunas alternativas para no perder el contacto con el Señor durante estos días.

En Carabobo, región del centro norte venezolano, y su capital, Valencia, algunas personas han optado por recrear el Via Crucis con los vecinos, desde las ventanas de sus apartamentos, en los diversos edificios residenciales.

Semana Santa sin fieles en los templos: La oración en tiempos de cuarentena
De la creatividad hay que echar mano para honrar las tradiciones de la Semana Mayor / Foto: Cortesía

“A cada familia le tocó una estación. A la mía la cuarta: ‘Jesús se encuentra con su madre’. A las 8:00pm nos unimos con la torre de al lado y elevamos una oración por nuestra protección y la de todos. Mañana la cita será otra vez a las 8:00pm, cada cual desde su ventana”, relató una habitante del norte de la ciudad.

Sin peregrinaciones en Tierra Santa

Ni la Tierra Santa ha hecho excepciones. Desde el viernes, los monjes franciscanos, ataviados con mascarillas, recorrieron la Vía Dolorosa de la Ciudad Vieja de Jerusalén para recrear el Vía Crucis, entre calles desiertas y a dos días de comenzar una Semana Santa sin peregrinos, situación excepcional.

Las restricciones lo han parado casi todo. Por primera vez en décadas, no habrá miles de cristianos llegados desde todos los puntos del planeta, como cada año, por estas fechas.

Semana Santa sin fieles en los templos: La oración en tiempos de cuarentena
No pululan los peregrinos por las calles de la Tierra Santa, apenas se ve a los frailes franciscanos haciendo el ritual de la jornada / Foto: Cortesía

“Con el mundo bloqueado no podemos pensar en tener peregrinos», declaró el custodio de Tierra Santa, fray Francesco Patton, que aseveró que esta “será una Semana Santa de tono menor, distinta”, en medio de “la tragedia por la pandemia”.

El Gobierno israelí decidió el cierre de iglesias, mezquitas y sinagogas, y la prohibición de todo tipo de eventos religiosos que puedan incentivar las infecciones. De hecho, la basílica del Santo Sepulcro, el lugar más sagrado del cristianismo, ya arriba a la semana de estar clausurada, a pesar del malestar de quienes han pedido una mínima apertura del templo con ocasión de la Semana Mayor.

Semana Santa sin fieles en los templos: La oración en tiempos de cuarentena
Las iglesias en Puebla, México, amanecieron cerradas este Domingo de Ramos / Foto: Cortesía

En fin, será, por primera vez en la historia, una Semana Santa diferente, sin las tradicionales procesiones, sin fieles en los santuarios, con misas y rituales a puerta cerrada.

Y no sólo en Jerusalén, Roma, Manila, Ciudad de México, Madrid, Buenos Aires, Valencia (Venezuela) o Río de Janeiro, sino en todo el mundo católico, que concentra a más de mil 300 millones de seguidores en el ámbito internacional.

FF/VTactual.com

7 películas bíblicas para despedir Semana Santa

Artículos relacionados