Saqueos indebidos en Colombia

Supercundi es uno de los supermercados afectados este miércoles por la ola de saqueos.

El tratado de Paz firmado entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno habría traído consigo unas directrices, entre las que se encuentra la declaración fiscal de todos los bienes activos propiedad de algún militante del grupo revolucionario.

A raíz de eso, la lista de los supermercados relacionados a supuestos testaferros de la organización, fue mostrada teniendo como consecuencia una ola de saqueos en Colombia; la misma que hoy se sale de control y ha hecho metástasis en más saqueos a establecimientos que nunca tuvieron ningún tipo de relación con las FARC.

Entre miércoles en zonas distintas de la nación se perpetraron nuevos saqueos en establecimientos de presuntos testaferros de la FARC. El primero sería en el sector de Santa Librada en la localidad de Usme donde jóvenes intentaron ingresar a la fuerza al supermercado Merkandrea siendo detenido por las autoridades locales dejando un saldo de más de 20 detenidos.

El supermercado fue tomado por las autoridades locales.

El segundo tuvo lugar en Ciudad Bolívar en la localidad de San Francisco donde una multitud se desplegó para no solo intervenir ilegalmente supermercados sino también zapaterias, panaderías, carnicerías entre otros. Dejando un saldo de 6 policías heridos y más de una decena de personas bajo arresto.

Los autores, en su mayoría jóvenes se defendieron de los gases lacrimógenos.

La FARC en su transformación ahora a Partido Político (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común), ha negado la noche del mismo día sus vínculos con estas cadenas de supermercados donde incluso sus dueños fueron detenidos bajo el argumento de ser presuntos testaferros de la guerrilla.

De hecho la FARC habría entregado el mes pasado cerca de 5.000 millones de pesos para el fondo que busca reparar a las víctimas del conflicto armado que por más de 50 años afectó a familias habitantes de cientos de granjas y campos de los cuales la guerrilla tomo poder.

Más allá de los saqueos este tipo de acciones demuestran también que las regiones de Colombia no pasan por un buen momento económico, o al menos es lo que parece esconderse detrás de toda esta necesidad de saquear a supuestos testaferros provenientes de la FARC.

KH

 

 

 

Artículos relacionados