Santos entierra los derechos humanos en Colombia

El gobernador del departamento de Nariño (suroeste), Camilo Romero, denunció este martes el asesinato del líder comunitario José Jair Cortés, miembro del Consejo Comunitario Alto Mira y Frontera en la localidad de Tumaco, Colombia.

«José Jaír era líder del territorio donde asesinaron campesinos en Tumaco. Nos negamos a seguir enterrando a nuestra gente», fue uno de los mensajes del gobernante en la red social twitter.

José Jaír Cortés, líder social asesinado en Colombia por denunciar masacre de Tumaco

Asimismo, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) denunció el hecho a través de su cuenta e insistió en que «estas acciones son una afrenta contra el cese bilateral».

Cortés era un dirigente comunitario en el municipio Tumaco, lugar donde el pasado 5 de octubre ocurrió una masacre cuando efectivos del Ejército colombiano intentaron una erradicación forzada de los cultivos de coca y provocaron la muerte de siete personas y decenas de heridos.

El Consejo Comunitario Alto Mira y Frontera denunció la situación de emergencia humanitaria que viven los campesinos e indígenas en esta zona tras los hechos de violencia de grupos armados y de la fuerza pública por la erradicación forzada de cultivos.

https://twitter.com/ELN_Paz/status/920448234484617217

Las reacciones ante este hecho no se han hecho esperar en las redes sociales, varios funcionarios colombianos y organizaciones manifestaron su rechazo por el asesinato de Cortés.

A través de un comunicado, el gobernador Romero solicitó a las autoridades «que de manera urgente se proceda a investigar los hechos que conllevaron al asesinato del líder comunitario» y agregó que «nos resistimos a aceptar que la guerra siga dejando su huella en el pacífico nariñense».

Con información de Telesur

CC

Artículos relacionados