Peligra la salud de 250 millones de niños

La salud de 250 millones niños y niñas menores de cinco años de edad en países con ingresos bajos y medios está en peligro de no desarrollarse de forma sana, así lo revela un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) donde participaron 40 expertos internacionales en salud infantil y adolescente.

La investigación destaca que el mundo no está protegiendo a los infantes de los peligros que representan el cambio climático, la degradación ecológica y las prácticas de comercialización que incitan a los menores a consumir comida chatarra, bebidas azucaradas, alcohol y tabaco, refiere Russia Today.

¿Qué futuro les espera a los niños del mundo?” es el título del documento que fue realizado por encargo del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la Organización Mundial de la Salud y la revista médica británica The Lancet.

El estudio incluye un índice de 180 países al evaluar tres aspectos: la supervivencia y bienestar infantil (la salud, la educación y la nutrición), la sostenibilidad (con un indicador relativo a las emisiones de gases de efecto invernadero), así como la equidad o desigualdad de ingresos. En ese sentido, la República Centroafricana, el Chad o Somalia tienen los peores índices en cuanto a la supervivencia y el bienestar infantil si se comparan con países ricos como Noruega, Corea del Sur y Países Bajos.

Foto/Unicef

El informe refiere en cuanto a las emisiones de CO2 que resultan excesivas en los países más ricos, lo que los expertos advierten que amenaza el futuro de todos los niños y niñas. Al respecto, el documento resalta que Estados Unidos, Australia y Arabia Saudita se ubican en el top de los diez naciones con más emisiones de carbono per cápita.

Sobre las prácticas de comercialización de alimentos con altos porcentajes de grasas y azúcar, así como productos nocivos para la salud como el tabaco y el alcohol,  el estudio indica que en algunos países los niños, niñas y adolescentes ven cerca de 30.000 anuncios televisivos en un año.  En torno a los anterior se recalca que el número de niñas y niños obesos en el mundo ha aumentado 11 veces desde 1975 hasta llegar a 124 millones.

Los especialistas recomiendan a los gobiernos del mundo enfocar sus esfuerzos en la reducción considerable de emisiones de CO2 y que endurezcan las regulaciones dirigidas a la comercialización  de los productos.

SI/VTactual.com

Un país de reyes donde abunda la pobreza infantil

Artículos relacionados