Rusia potenciará desarrollo misilístico tras suspensión del INF

Rusia desarrollará en el período 2019-2020 una versión de uso terrestre de los misiles Kalibr hasta ahora solo lanzables desde el mar, en respuesta al abandono por parte de EEUU del tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (Intermediate-Range Nuclear Forces o INF, por sus siglas en inglés).

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, indicó que “durante el mismo período deberemos crear un sistema de misiles terrestre de largo alcance«, según un comunicado oficial de Moscú.

Los misiles crucero Kalibr son equivalentes a los Tomahawk estadounidenses

El sistema Kalibr fue utilizado por primera vez en Siria durante el otoño de 2015, en una versión no nuclear. Rusia ya había adelantado que desarrollaría la versión terrestre si EEUU confirmaba su decisión de abandonar el tratado.

Con la suspensión del INF, anunciada por EEUU el viernes y seguida por Rusia el sábado, las potencias podrán desarrollar misiles terrestres de un alcance de 500 a 5,500 km, hasta ahora prohibidos por el acuerdo.

Los misiles crucero Kalibr son equivalentes a los Tomahawk estadounidenses. Poseen un alcance que coloca a todas las capitales europeas dentro de su rango.

YBV

Artículos relacionados