El futuro avizora una nueva carrera armamentista

Luego de que EEUU anunciara este viernes su retiro del histórico tratado INF con Rusia sobre las armas nucleares de alcance intermedio, Rusia salió adelante y un hito de la Guerra Fría, acusando a Moscú, que a su vez advirtió sobre una posible nueva guerra armamentista, de violarlo.

Washington dijo que Rusia faltó a la hora de abordar las preocupaciones generadas por un nuevo sistema de misiles de rango medio que los países occidentales creen que va en contra del tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF) de 1987.

A partir del sábado, «Estados Unidos suspenderá sus obligaciones en el marco del Tratado INF y comenzará el proceso de retiro», el cual «se completará en seis meses, a menos que Rusia vuelva a respetarlo destruyendo todos los misiles, lanzadores y equipos que violan el texto», dijo el presidente Donald Trump en un comunicado.

El acuerdo, negociado por el presidente estadounidense Ronald Reagan y el líder soviético Mijail Gorbachov, prohibió el uso de misiles con un rango de entre 500 y 5,500 kilómetros y puso fin al peligroso desarrollo de cabezas nucleares en Europa.

El presidente ruso Vladimir Putin, anunció el retiro de su país del tratado INF luego de que su homólogo de Washington tomara la decisión de hacerlo pese a los llamados de la Unión Europea.

NB

Artículos relacionados