Revelación de fin de año de Wikileaks pone en aprietos a la OPAQ

El portal de filtraciones WikiLeaks publicó unos documentos que revelarían cómo un funcionario de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) intentó eliminar un informe que contradecía la versión «oficial» sobre el supuesto ataque químico en la ciudad siria de Duma en 2018.

En total son cuatro documentos en los que se incluye un correo electrónico de Sebastien Braha, jefe de Gabinete de la OPAQ, en el que exige que sea eliminado un informe de unos ingenieros de la organización, que negaría el ataque de Duma, del cual el Gobierno de Bashar Al Assad se ha desligado y ha puesto en entredicho el número de los muertos en este suceso.

“Braha pidió eliminar todos los rastros del documento que, además, provoca preguntas sobre la existencia de una presión política de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia para que el ataque fuese adjudicado al Gobierno sirio”, se lee en el mencionado portal.

En marzo pasado, el informe de la OPAQ descartó el uso del gas sarín, pero siguió diciendo que sí fue perpetrado un «ataque» con una sustancia tóxica que contenía «cloro reactivo” y “probablemente era cloro molecular”.

Según la OPAQ el químico fue lanzado desde el aire y estaba contenido en una suerte de cilindros industriales. El informe cita a «expertos» ajenos a la OPAQ sin dar más detalles y omite los datos de la investigación de los propios ingenieros del organismo.

MMMV/VTactual

Rusia y Siria desmienten autoría de ataque químico en Idlib

 

Artículos relacionados