Estampida argentina para retirar ahorros de bancos

Las principales entidades bancarias de Buenos Aires lucieron abarrotadas de clientes, que acudieron a retirar sus ahorros ante el temor ante las nuevas medidas económicas que establecen restricciones para la compraventa de divisas.

La medida desesperada es una previsión que muchos ahorristas tomaron por miedo a un nuevo «corralito», infame estrategia económica que en 2001 prohibió a quienes tuvieran dinero en los bancos, tener acceso a sus ahorros.

“Saqué mi plata del banco por precaución, creo que es un momento en donde nos estamos llevando muchas sorpresas. Mañana nos podemos levantar y ver que todo cambió, prefiero ser precavida y no arrepentirme después”, dijo Catalina Pedace, una joven universitaria de 25 años. Como ella, la mayoría del pueblo argentino parece olerse una agudización de la crisis en la distancia y por ello toma previsiones.

Caos bancario

Dada la alta afluencia de clientes a los bancos, el centro de la capital argentina se vió colapsado en cuanto a cantidad de personas, flujo vehicular y plataformas electrónicas del servicio bancario. La banca digital presentó importantes demoras que aumentaron la desesperación de muchos ahorristas que se quejaban de las largas filas para retirar su dinero.

La ya deteriorada economía argentina por las medidas tomadas por el gobierno neoliberal de Mauricio Macri, sufrió un importante desajuste a raíz de la victoria de la centroizquierda representaa por la fórmula de Alberto y Cristina Fernández en las primarias pasadas. El eventual regreso del peronismo progresista al poder, desató la irracionalidad del mercado argentino. Tal vez una amenaza vedada a los electores.

RB

Artículos relacionados