Luego de que se conociera la decisión del Reino de España de exhumar los restos del dictador Francisco Franco, sus familiares aseguraran que no permitirán que el proceso se lleve a cabo.

Han afirmado que se harán cargo de los restos del dictador y que presentará las alegaciones oportunas en los 15 días de plazo establecidos por el Gobierno, aunque descarta recurrir la decisión del Ejecutivo.

El nieto de Franco, Francis Franco, ha sido el portavoz de la familia en el tema, hasta ahora ha alegado que no lo dejaran en manos del Gobierno. Asimismo ha dicho que no quiere que haya «una utilización política sobre el cadáver de su abuelo». Dijo que no habrá ninguna impugnación sobre la decisión del Reino, «gastar dinero en contra de un Gobierno es perder el tiempo, porque si lo hacen y lo exhuman, sería un brindis al sol».

El valle de los caídos
El valle de los caídos

Franco tampoco será enterrado junto a los restos de su mujer, Carmen Polo, en el panteón que la familia en el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo (Madrid), «hoy en día no se contempla», porque donde la mujer de Franco está enterrada «no hay seguridad».

La familia del dictador considera que el gobierno español está utilizando sus restos para ganar adeptos ya que es el gobierno menos votado de la historia y no representa a casi nadie, por lo que asegura que la exhumación no es urgente sino política.

NB

También Leer

Exhumación de Franco por la vía del decreto

 

Artículos relacionados