Rescatistas indonesios buscan sobrevivientes entre lluvias intensas

Las lluvias intensas entorpecen la labor de los rescatistas indonesios
Las lluvias amenazan con imponer obstáculos a los rescatistas y equipos de búsqueda

Los equipos de rescate de Indonesia luchan para llegar a áreas remotas en la costa occidental de Java, en medio de advertencias climatológicas de lluvias intensas después de un tsunami que dejó 430 muertos la semana pasada.

Las fuertes lluvias azotan las aldeas de pescadores a lo largo de la costa y llenaban de lodo los caminos, paralizando convoyes que transportan maquinaria pesada y ayuda hasta zonas aisladas, mientras las autoridades instan a los residentes a mantenerse alejados de la costa por si se producen nuevas olas gigantes.

Nubes de ceniza arrojadas desde el cercano Anak Krakatau oscurecían la isla volcánica, donde el hundimiento de un cráter, el sábado, generó olas de hasta 5 metros de altura hacia la costa en el estrecho de Sunda, entre las islas de Java y Sumatra. La agencia de meteorología de Indonesia dijo que el mal tiempo podría hacer que el cráter del volcán sea más frágil.

Las cifras que manejan las autoridades

A la cifra confirmada de muertes se suman, al menos, 159 personas desaparecidas, casi mil 500 heridas y más de 21 mil evacuadas, en medio de un estado de emergencia declarado hasta el 4 de enero, para facilitar el despliegue de los organismos de búsqueda y rescate.

Lo sucedido en Indonesia rememoró la tragedia de 2004 que arrasó con varias islas en esa región del Pacífico

Indonesia es un vasto archipiélago que se encuentra en el “Anillo de Fuego” del Pacífico. Este año, el país ha sufrido la peor cifra anual de muertos por desastres en más de una década, lo que ha traído a la memoria el tsunami del océano Índico provocado por un terremoto el 26 de diciembre de 2004, en el que murieron 226 mil personas en 14 países, incluidas más de 120 mil del mencionado grupo de islas.

FF

Artículos relacionados