Reprimen a trabajadores argentinos en ministerio de Educación

Reprimen a trabajadores argentinos en ministerio de Educación

Un grupo de trabajadores argentinos que esperaba llegar este lunes a una negociación tras varios despidos en el Ministerio de Educación, denunciaron que fueron golpeados a la entrada del edificio, reseñó Prensa Latina.

En busca de dialogar con el Gobierno para llegar a un acuerdo, una de las condiciones que pidieron para levantar el viernes pasado la toma del lugar, los empleados se encontraron esta mañana el ministerio totalmente vallado y custodiado por policías.

Imágenes difundidas por el canal C5N dan cuenta del incidente registrado entre los sindicalistas y la policía, que no permitía el acceso al lugar.

‘Repudiamos el accionar del Gobierno, y del ministro Esteban Bullrich, que reprimen a delegados en el Ministerio de Educación con la Policía Federal’, denunció Roberto Baradel, titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), en la red social Twitter.

La Policía Federal está reprimiendo delegados en el Ministerio de Educación. Responsabilizamos a Bullrich, publicó por su parte el líder sindical Hugo Yasky, secretario general de la Central de Trabajadores de Argentina.

Entre las personas golpeadas se encuentra el delegado de la Asociación de Trabajadores del Estado, Rodrigo Recalde.

‘La respuesta al diálogo es más violencia institucional. Al hostigamiento y la persecución ahora le suman la policía. Es doblemente violento: primero te despiden y después te ponen al verdugo en la puerta. Todas las sedes están valladas para impedir que nos reunamos, pero no hay nada más democrático que los trabajadores podamos hacer asamblea’, expresó Recalde en declaraciones a Página 12.

Hoy se esperaba que sobre las 10:00 hora local, como habían anunciado el viernes último, un grupo de trabajadores vinculados al Ministerio iniciara conversaciones con el Ejecutivo en busca de soluciones a los reclamos por despidos en el sector.

Desde el jueves último alrededor de 300 personas entraron al edificio y estuvieron allí durante dos días en una toma pacífica para rechazar la decisión de no renovar los contratos para 400 empleados de diferentes dependencias y además afirman que hay otros dos mil 600 trabajadores del Programa de Nacional de Formación Permanente Nuestra Escuela, cuyos puestos peligran.

 

CC

Artículos relacionados