¿Represión? Fuerza Armada de Brasil arremete contra manifestantes que piden renuncia de Temer

El debilitado presidente de Brasil Michel Temer ordenó por decreto la intervención de las Fuerzas Armadas para «garantizar la ley y el orden», luego de que miles de manifestantes reclamaran este miércoles su renuncia en protestas que dejaron como saldo choques con la policía y el incendio de tres ministerios, y que provocaron la evacuación de edificios públicos en la capital del país.

Es la primera vez que esto ocurre desde tiempos de la dictadura en el país suramericano. «Esto es una dictadura, ni el gobierno de los militares hacía esto. Este gobierno no puede tolerar una manifestación en su contra. Esta protesta era convocada por sindicatos y movimientos sociales y la policía los provocó reprimiendo y todo derivó en otra cosa», dijo a pocos metros de los edificios incendiados, dentro de la Cámara de Diputados, el jefe del bloque del opositor Partido de los Trabajadores (PT), el legislador Carlos Zarattini.

El presidente de la Cámara de Diputados y número dos del país, Rodrigo Maia, fue quien pidió a Temer reforzar la seguridad en Brasilia.

«Yo le pedí a Temer que pusiera la Fuerza Nacional (tropa de elite de la policía)» pero no el Ejército, dijo en medio de la sesión de Diputados Maia, comentando la decisión del mandatario.

En tanto, dirigentes de la protesta aseguraron que un señor recibió un tiro de arma letal en la manifestación. Asimismo, según los abogados del Frente Brasil Popular, una de las organizaciones sociales que convocaron a esta marcha, informaron que policías están incautando celulares de los manifestantes y llevándolos para pericia.

Los policías comenzaron la represión a los militantes, usando una gran cantidad de bombas de gas lacrimógeno. La caballería de la Policía Militar también fue usada contra los manifestantes.

Masacre en Pará

Este miércoles nueve hombres y una mujer fueron asesinados en una ocupación en la hacienda Santa Lúcia, localizada en el municipio de Pau D’Arco, ubicado cerca de 60 km de Redenção, sudeste del estado de Pará, en el norte de Brasil.

Las muertes ocurrieron durante una acción de las Policías Civil y Militar. De acuerdo con Andreia Silveiro, abogada de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), en la ciudad de Marabá (PA), las informaciones todavía son pocas, pero ella apunta que la acción policial contra los trabajadores rurales ocurrió durante el proceso de reintegración de posesión de la hacienda.

BD
Con información de Brasil de Fato y Télam

Artículos relacionados