Asocian los refrescos a la muerte, pero no al cáncer

Un estudio reciente demostró que el consumo de bebidas gaseosas o refrescos, está asociado a un mayor riesgo de muerte, ya que se le asocia con la generación de enfermedades circulatorias o digestivas, pero no a la aparición del cáncer.

Según se desprende de la investigación, beber uno, dos o más vasos al día de refrescos gaseosos, puede derivar en enfermedades digestivas o circulatorias, lo cual han vinculado con un aumento del riesgo de muerte.

El estudio analizó del estudio EPIC (European Propective Investigation into Cancer and Nutrition) correspondientes a un seguimiento de 16 años, período en el que se produjeron 41.693 muertes.

Basado en una población de 451.743 personas de ambos sexos y repartidos en 10 países europeos, el informe asegura que un mayor consumo de bebidas tipo refresco, tanto las que tienen azúcar como las endulzadas artificialmente, se asocia con un aumento del riesgo de muerte.

Esta investigación también determinó que incluso el consumo de bebidas ‘light’ y ‘zero’  implica más riesgos para la salud que las demás bebidas azucaradas.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista JAMA Internal Medicine en el que han participado investigadores del equipo de Nutrición y Cáncer del Instituto Catalán de Oncología (ICO) y del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), no encontró ninguna asociación entre el consumo de bebidas refrescantes y la mortalidad por cáncer.

XC

Artículos relacionados