RECONTRACONFIRMADO: Arabia Saudí y Catar financian al Estado Islámico con conocimiento de EEUU

President Barack Obama flanked by Abu Dhabi s Crown Prince Sheikh Mohamed bin Zayed Al Nahyan left and Saudi Arabia s King Salman right gather for a Gulf Cooperation Council session during the Gulf Cooperation Council Summit in Riyadh Saudi Arabia Thursday April 21 2016 The president is on a weeklong trip to strategize with his counterparts in Saudi Arabia Britain and Germany on a broad range of issues with efforts to rein in the Islamic State group being the common denominator in all three stops AP Photo Carolyn Kaster

El portal de filtraciones WikiLeaks volvió a revelar otro documento que demuestran que Arabia Saudí y Catar apoyan al grupo terrorista Daesh, con pleno conocimiento del gobierno de EEUU.

Para mayor puntualidad, se trata de una carta de la ex secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton, publicada el pasado domingo, en la que se pide a John Podesta, asesor del entonces presidente Barack Obama, que presione a las autoridades de Catar y Arabia Saudí para que dejen de apoyar al grupo terrorista Estado Islámico (Daesh, en árabe).

En el texto, enviado en agosto de 2014, Clinton asegura que tanto Doha como Riad dan apoyo financiero y logístico a EIIL y a otros grupos extremistas activos en la región.

«Tenemos que utilizar nuestros recursos diplomáticos y otros de inteligencia más tradicionales para presionar a los Gobiernos de Catar y Arabia Saudí, que están proporcionando apoyo financiero y logístico clandestino a EIIL y otros grupos extremistas de la región», se lee en la misiva, titulada ‘Las fuentes, incluyendo las fuentes de Inteligencia occidentales y de Inteligencia de EE.UU. en la región’.

Asimismo, Clinton exige a Podesta que considere las opciones de equipar al denominado Ejército Libre Sirio (ELS), además de otros grupos.

Pese al conocimiento de esta situación, Arabia Saudí y Catar son grandes aliados de Estados Unidos por lo que la “presión” se mantenía bajo perfil y sin sanciones de ningún tipo, mientras que países como Rusia, Venezuela y Cuba son objeto de ataques y sanciones por parte del gobierno yanqui, lo que evidencia su doble rasero moral y diplomático.

Por otro lado, también es evidente la doble moral de Arabia Saudí, ya que actualmente presiona a los Estados árabes y a sus aliados para que se unan a su boicot diplomático a Catar, por su presunto “apoyo al terrorismo”, que supuestamente habría hecho peligrar la seguridad y estabilidad interna de estos países árabes.

Sin embargo, hay muchos documentos publicados por WikiLeaks que demuestran la involucración de las autoridades saudíes en apoyo al terrorismo en todo el mundo.

La  ruptura de las relaciones diplomáticas se producen después de unas declaraciones del emir de Catar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, publicadas en la agencia local QNA, en las que destacaba la importancia de mantener lazos con Irán, principal rival del régimen saudí en la región. Curiosamente, dicha agencia denunció poco después haber sufrido un ataque cibernético y negó la veracidad de la nota publicada.

Catar ha lamentado este bloqueo diplomático, que considera injustificado», y asegura que todas las acusaciones formuladas en su contra carecen de fundamento.

Con información de HispanTV

Artículos relacionados