Quieren a Franco en el olvido

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) propondrá reformar la Ley de Memoria Histórica para prohibir que los restos del dictador Francisco Franco reposen en lugares públicos, como por ejemplo la cripta de Almudena, lugar en donde su familia espera enterrarlo luego de la exhumación del cuerpo.

Asimismo, la agrupación política espera impulsar otras enmiendas con las que espera, por ejemplo, sancionar aquellos espacios abiertos al público cuyos responsables no impidan episodios de exaltación del público. Los castigos podrían llegar al cierre temporal o incluso definitivo de una iglesia o cementerio donde tengan lugar ensalzamientos de la dictadura.

El PSOE se prepara para impedir por medio de la ley que la voluntad de la familia Franco se imponga a la mayoría del Congreso de los Diputados.

El Gobierno del reino de España, encabezado por Pedro Sánchez, ya ha conversado con el Vaticano sobre el tema. Aunque la Santa Sede y la iglesia española sostienen que no se puede negar a los deudos que entierren a su familiar en la cripta de su preferencia, el Ejecutivo mantiene su intención de convencer a la familia de Franco de optar por otro.

La idea es que los simpatizantes no tengan acceso a la sepultura del dictador y con ello se evite el ensalzamiento de su figura como un icono. Durante su mandato, se estima que Franco fusiló a decenas de miles de personas y promovió innumerables crímenes de lesa humanidad contra mujeres y niños.

ARG

La Vox de Franco

Artículos relacionados