El populismo y la derecha lo intentan nuevamente en Italia

Tras la renuncia de Carlo Cottarelli como primer ministro interino en Italia, tras el acuerdo alcanzado por los Movimiento Cinco Estrellas (M5E) y La Liga, se juramentó al profesor de derecho y político novato, Giuseppe Conte, como nuevo premier.

En el Palacio del Quirinal, sede de la Jefatura del Estado, también fueron juramentados el vicepresidente, Luigi di Maio (también ministro de Desarrollo Económico y Trabajo) y el ministro de Interior, Matteo Salvini, ambos líderes de las agrupaciones de la coalición, M5E y La Liga, respectivamente.

Acto seguido cumplieron con el protocolo el resto de los 16 ministros, de los cuales solo tres son “técnicos”, sin trayectoria relevante en la política local.

El nuevo Ejecutivo llegó a su juramento casi tres meses después de las elecciones generales y después de haber superado varios escollos en su negociación.

El primer ministro saliente explicó que su renuncia, responde a la perspectiva de un gobierno político lo que significa que “ya no es necesario formar un gobierno tecnócrata”

El presidente italiano agradeció a Cottarelli su seriedad, su sentido de las instituciones y su constante atención al interés nacional.

Cabe destacar que algunos medios locales informaron que el Movimiento Cinco Estrellas evalúa ahora la posibilidad de pedir la destitución del presidente de la República y llamar a elecciones anticipadas.

La incapacidad de los partidos italianos para alcanzar un acuerdo y formar gobierno tras las elecciones generales mantenían “nerviosos” a los mercados.

La incertidumbre que se generó la última semana en Italia fue una experiencia política sin precedentes en Europa.

ER

Artículos relacionados