Políticas públicas de Venezuela blindadas con el Petro

Políticas públicas de Venezuela blindadas con el Petro

En Venezuela los ciudadanos gozan de políticas públicas que cada día se blindan con más fuerza por el gobierno nacional, entre ellas la Gran Misión Hogares de la Patria, programa social que llega de manera directa a las familias que más requieren del amparo del Estado.

En medio de una guerra económica se consolida esta política pública, que se aplica con una asignación económica mensual cuyo monto depende del número de personas que integre cada familia, considerándose grupo familiar incluso aquellos compuestos sólo por 2 personas.

Gracias al registro voluntario de los venezolanos en la página del Carnet de la Patria,  (documento en el que se sistematizan información socioeconómica de cada venezolano), el gobierno ha logrado tener datos de las necesidades puntuales de cada uno de sus ciudadanos, por lo que puede priorizar y atender a los más vulnerables.

Las mujeres embarazadas que integran esas familias son atendidas adicionalmente con el plan de «protección para parto humanizado«, y reciben un aporte mensual durante todo el embarazo y el primer año de lactancia.

Asimismo los integrantes del núcleo familiar que sufren algún tipo de discapacidad acceden al programa de la Misión «José Gregorio Hernández», con sólo registrar la información necesaria en la página del «carnet de la patria».

Venezolanos con algún tipo de discapacidad acceden al programa de la Misión «José Gregorio Hernández»

En Venezuela los montos del programa Hogares de la patria, son relativos a una parte del salario mínimo integral, recientemente anclado a la nueva criptomoneda petro, que fluctuará de acuerdo al valor del petróleo, principal recurso del país latinoamerica.

En contraste con otros países del mundo, Venezuela es el único país, en el que a través de un registro directo, sus ciudadanos pueden gozar de políticas públicas acordes con la realidad de cada familia.

E.C

Leer también:

Otro misil para derrotar la guerra económica venezolana: el oro

 

 

Artículos relacionados