Espanta los males a carcajadas: el poder de la Risoterapia

¿Les ha pasado que cuando pasan mucho tiempo dentro de la casa comienzan a aparecer ciertos “achaques” y una sensación de “malestar general”? Surgen ligeras jaquecas, dolores en las articulaciones, sospechas de gripe…Sin embargo, vale la pena preguntarnos si estamos realmente enfermos o si es que el encierro agudiza el “ocio cerebral” y comenzamos a prestarle atención a cada sensación, palpitación, inhalación y exhalación.

Si esto acontece en condiciones normales, imaginemos lo que está ocurriendo en nuestra cabeza en medio de esta cuarentena para contener un virus cuyos primeros síntomas se asemejan a los de la gripe común. En la primera de cambio pensamos… “Me duelen las piernas y la espalda…¡¿Será el Coronavirus o la falta de ejercicio?!” o al menor estornudo mientras sacudimos el polvo de la biblioteca que hace años no limpiábamos: “¡¿Será el polvo o el Coronavirus?!”.

Lo mejor que podemos hacer para evitar terminar como el trágico protagonista de la película «El Resplandor» es reír a mandíbula batiente

Aunque no sea el Coronavirus la causa directa, es probable que tengamos una cierta tendencia a sentirnos mal: débiles, desanimados y paranoicos. Y eso afecta el sistema inmunológico y los “males imaginarios” se pueden convertir en problemas reales. Así que les invitamos a conocer la “Risoterapia” para que espanten los males a carcajadas.

¿Qué es la Risoterapia?

La Risoterapia es una técnica destinada a mejorar el estado físico y psicológico de las personas a través de la risa. Reír fortalece el corazón, dilata los vasos sanguíneos, mejora la respiración, segrega beta endorfinas, alivia la digestión y fortalece los lazos afectivos. Cuando nos reímos activamos casi 400 músculos de nuestro cuerpo. El beneficio que recibe nuestro organismo gracias a la risa es múltiple.

No es un invento Millenial

Desde tiempos inmemoriales la humanidad ha estado consciente de los beneficios de reír. Las culturas orientales como la China, el hinduismo y hasta el mismísimo Islam consideran que la risa no es sólo una actividad física sino también espiritual

El Buda Feliz o Budai se inspira en un monje chino que se ha convertido en un referente importante en el budismo y en la cultura shinto, según la leyenda, el alegre santón solía desplazarse de pueblo en pueblo para cumplir su misión: difundir la felicidad y la alegría.

Para los hinduistas la risa es un método de meditación. La filosofía china del Tao deja constancia que desde hace más de 4000 años, en el Antiguo Imperio Chino, había unos templos de reunión para reír con el fin de equilibrar su salud. Por su parte, el Profeta Mahoma escribió en el Corán: “El que hace reír a sus compañeros, merece el paraíso”.

En la llamada cultura occidental Aristóteles describió la risa como un “ejercicio valioso para la salud”. En el siglo XVI el médico francés François Rabelais decía: «La Risa es propia del hombre», y la recetaba como método efectivo de curación. De este modo se convirtió en el pionero en recomendar la risa como método infalible para aliviar determinados sufrimientos curarando a sus enfermos más rápidamente.

Esta risa no es de locos…

Entre los beneficios de la Risoterapia se encuentran:

  • Alivia el estrés y mejora el estado de ánimo: Cuando sonreímos liberamos endorfinas y serotonina. La combinación de los dos ayuda a combatir y reducir la hormona del estrés. La persona se siente relajada de forma automática.
  • Es excelente para los pacientes cardíacos. Estudios científicos han demostrado con pacientes cardíacos que reírse  es saludable para el corazón y en general para la salud.
  • Activa y fortalece el sistema inmunológico. Aumenta la producción de Inmunoglobulinas A (IgA) e Inmunoglobulinas B (IgB) que son las células que de manera natural matan las células del organismo infectadas por virus y algunos tipos de células cancerígenas. También se produce un incremento de una sustancia conocida como Complemento 3 que ayuda a los anticuerpos del organismo a reducir a las células anormales o infectadas, y también hay un aumento de lo que se conoce como Interferón gamma que da la señal a varios componentes del sistema inmunológico para «activarse» y detectar anormalidades.
  • Disminuye la percepción del dolor.
  • Rebaja el nivel de cortisol, combatiendo el estrés y el insomnio;
  • Mejora la función pulmonar en pacientes asmáticos;
  • Limpia los ojos y despeja de mucosidad la nariz y los oídos
  • Ayuda a solucionar algunos problemas dermatológicos, mejora los cuadros de estreñimiento y relaja las contracturas en la espalda.
  • Un minuto de Risa reemplaza a 25 minutos de aerobics.

¿Cómo practicarla?

Existen varias modalidades de Risoterapia. Muchas las podemos ejecutar en casa, solos o en grupo. Las principales son:

  • Terapia de la risa regular: Este método de tratamiento implica la disposición de un psicólogo en unos grupos individuales, donde la gente simplemente se ríe entre sí, contando historias divertidas, interesantes, chistes, al ver películas de comedia. En tiempos de cuarentena, lo puedes hacer con quienes compartes tu vivienda.
  • Médico payaso: Es especialmente eficaz para los niños gravemente enfermos. El colorido uso de mascaras y juegos es capaz de levantar al menos brevemente el estado de ánimo de los niños y hacerles creer en los milagros.
  • Yoga de la Risa: El yoga de la risa o reírse sin motivo es un método que consiste en aprender a reírse a voluntad gracias a una serie de ejercicios y de juegos. Surge a partir de la premisa de que todo el mundo puede reír sin necesidad de chistes, de humor o de comedia, ni de la utilización de sustancias tóxicas o ajenas a nuestro organismo. La risa forzada a través de la respiracón se inicia como un ejercicio grupal, y pronto se convierte en risa real y contagiosa, gracias al contacto visual y al cultivo de una actitud infantil y juguetona. En Internet podrás encontrar varios enlaces con ejercicios para que los apliques en casa.

La risa es altamente contagiosa y, si lo dudas, estos centuriones romanos te lo confirmarán

Enza García Margarit/VTactual.com

VTmemes: Una mirada al mundo desde el humor 2.0

Artículos relacionados