Pobreza hunde a la Argentina

Las cifras económicas obtenidas durante el primer semestre de 2019 por el gobierno de Mauricio Macri acercaron un poco más a los argentinos al borde de la pobreza. Este lunes, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) reveló que más de 10 millones de personas se encuentran en situación de vulnerabilidad debido a la reducción o a la inexistencia de ingresos en sus hogares.

De acuerdo con las estadísticas, la pobreza en el país austral aumentó de 32 a 35 por ciento en los primeros seis meses del año, un valor que todavía no refleja el impacto que tuvieron en el poder adquisitivo de la población el alza reciente de la inflación y el dólar, así como la disminución del empleo.

El sociólogo argentino, Daniel Schteingart, recordó que “la devaluación (que ha registrado un 20% de aumento desde agosto), ocurrida luego de esta medición del Indec, ya va a empezar a impactar y, sobre todo, en los siguientes tres meses, lo que generará otra alza de la pobreza”.

Este es el peor indicador registrado por la economía argentina desde que en 2001 la crisis ubicó el índice de pobreza en 55 por ciento. El informe presentado por el Indec también reflejó que el estado de vulnerabilidad afecta al 25 por ciento de los hogares.

La presentación de estos resultados es un nuevo punto en contra para la gestión de Macri quien pidió que su gobierno fuera evaluado según los índices de pobreza del país, que prometió ubicar en cero durante su primer año de Gobierno.

ARG

Artículos relacionados