Piñera en el banquillo de los acusados por crímenes de lesa humanidad

La justicia chilena admitió una querella presentada por varios colectivos y movimientos sociales en contra del presidente, Sebastián Piñera, por la presunción de crímenes de lesa humanidad en la represión de las protestas sociales que sacuden el país desde hace casi tres semanas.

El recurso legal fue interpuesto por 16 abogados en representación de la Defensoría Popular, del Comité de Defensa del Pueblo Hermanos Vergara Toledo y de la Cooperativa Jurídica.

En consecuencia, fueron llamados a declarar el exministro del Interior, Andrés Chadwick, el general director de Carabineros, Mario Rozas y el general de Ejército Javier Iturriaga.

Los abogados querellantes exponen que el proceso “tiene por objeto que se investigue la participación criminal del presidente Piñera como autor del delito de Lesa Humanidad, el que se encuentra acreditado a través de las graves violaciones a los DD.HH., enmarcadas en un ataque sistemático y generalizado contra la población civil que ha salido a las calles durante estas dos últimas semanas».

De acuerdo a los demandantes, desde el 19 de octubre, fecha en la que iniciaron las protestas por reivindicaciones sociales, las Fuerzas Armadas y carabineros habrían cometido, al menos, nueve delitos como homicidios, torturas y apremios ilegítimos, abusos sexuales, violaciones, detenciones ilegales y destrucción de globo ocular de más de 150 personas.

El documento afirma que dichas violaciones “han sido constatadas por diversos organismos nacionales e internacionales, abogadas y abogados de DD.HH., quienes han denunciado la enorme cantidad de delitos en contra de niñas, niños, jóvenes, mujeres, adultos mayores y en general en contra de toda la población que ha ejercido su legítimo derecho a manifestarse”.

Además, en la acusación se destaca que Piñera, como las diferentes autoridades de control del orden público y militares, «lejos de controlar y condenar el alto número de atentados a la población civil, han declarado públicamente su respaldo y felicitado el actuar de las fuerzas militares, y de orden y seguridad en los medios de comunicación nacionales”.

Sin embargo, el jefe del cuerpo de carabineros, Mario Rozas, declaró este miércoles que las presuntas violaciones a los derechos humanos denunciadas son «bastante aceptables» y admitió que «se pueden haber cometido faltas».

Asimismo, sostuvo que los «errores» registrados y que son objeto de numerosas denuncias por distintos organismos internacionales, están «en un rango bastante aceptable».

MMMV

Artículos relacionados