PDVSA continúa buscando alternativas

Como parte de las alternativas que diseña PDVSA para enfrentar las sanciones de EEUU que afectan la producción de petróleo y evitar la caída en los precios de este rubro, la estatal venezolana evalúa instalar un segundo punto transferencia de crudo en altamar.

Ya la empresa realizó este año una primera operación de ese tipo en la costa del estado Falcón, que incluyó también derivados, para revertir la disminución de sus despachos a Asia. Sin embargo, la acción no ha logrado compensar los retrasos en los despachos de petróleo.

De acuerdo con datos de Reifinitv Eikon, PDVSA tenía al final del primer semestre de 2018 compromisos contractuales para despachar unos 2,19 millones de barriles de crudo por día (bpd). Según información suministrada por la firma, la reducción en las exportaciones se acentuó en el tercer trimestre del año, a un promedio de 1,126 millones de bpd.

Los clientes de PDVSA serían responsables de pagar por esas transferencias a la compañía operadora.

Hasta el momento, la estatal venezolana no ha seleccionado a la empresa que manejará esta nueva operación de transferencia entre tanqueros, aunque ha sostenido conversaciones con Stalco Shipping Co, cuya sede está ubicada en Dubai.

Fuentes cercanas a los detalles de la operación aseguran que el punto para la realización de transferencias entre tanqueros se instalaría al oeste de la isla La Borracha, a unos 16 kilómetros de Puerto la Cruz, una de las principales ciudades costeras de Venezuela.

ARG

Escandalosas irregularidades salpican nuevamente a PDVSA

Artículos relacionados