Paz en Colombia se desvanece por asesinato de líderes sociales

El proceso de Paz en Colombia está cada vez está más lejos de ser una realidad, debido al incremento de asesinatos de defensores de DDHH, líderes campesinos, ex militantes de las FARC que corren el riesgo de ser ultimados a diario.

Este lunes fue denunciado un nuevo asesinato, está vez del líder indígena que atenta en contra del tratado de Paz que firmó el Gobierno y las demás corrientes políticas, Iván Mejía en el departamento del Cauca en el suroeste del país. La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) señaló que ante este asesinato la Guardia Indígena se moviliza al sitio de los hechos.

Iván Mejía de 24 años de edad fue atacado con disparos. Al conocer del asesinato la ONIC señaló que ante el asesinato de Mejía la Guardia Indígena «se moviliza al sitio de los hechos».

A través de su cuenta oficial en la red social Twitter, la (ONIC) rechazó el crimen contra Iván Mejía, quien a su vez era comunero indígena del Resguardo de López Adentro en Caloto, Cauca, Colombia«.

Seguidamente, el Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC, rechazó el homicidio al líder social indígena ocurrido en el municipio de Caloto, al norte del departamento del Cauca.

Ante la situación de inseguridad, el pasado 21 de agosto, la ONG Consejo Noruego para Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés) aseguró que cerca de 242.000 personas necesitan ayudan humanitaria en el Cauca.

XC

Artículos relacionados