El paso devastador del terremoto en Irák

Destrucción y desolación es el resultado del nefasto terremoto en Irák

7.3 grados en la escala de Richter, así fue la magnitud del terremoto que el pasado domingo azotó al oeste de Irán dejando un saldo de al menos 530 personas fallecidas, una tragedia insólita que conmovió a todo el globo.

Más de 30 mil viviendas destruidas acompañaron a esta catástrofe que deja un vacío gigante, el gobierno procedió a mover todas sus fuerzas para calmar la situación lo más rápido posible.

El día de hoy han terminado los rescates, y los miles de damnificados han recibido tiendas de campaña para pasar los días mientras las reconsturcciones comienzan, un embate más de la tierra unido a todos los de este año 2017.

Casi perdida en la totalidad de las edificaciones del oeste iraquí ante este nuevo ataque de la naturaleza
530, es la cifra de los fallecidos con un número todavía no cuantificado de heridos
El terremoto pudo haber destruido toda edificación levantada en la zona, solo algunas a penas mantuvieron su fachada
Madres desoladas, lloran a los caídos y sufren la destrucción de sus hogares de por vida
Una edificación completa destruida obstruye la calle en esta imagen.
El gobierno habilitó a todas las unidades de seguridad día y noche para encontrar y rescatar personas
Al principio, familias acamparon luego fueron reubicadas en campamentos.

KH

Artículos relacionados